Volkswagen lanza los primeros adelantos de la nueva generación de su furgoneta Caddy

Recientemente Volkswagen presentó la versión eléctrica de su furgoneta Caddy. Desarrollada en colaboración con el preparador ABT e-Line, la nueva e-Caddy se basa en la tercera generación de este popular modelo industrial, que lleva a la venta la friolera de quince años. De hecho, la actual Caddy es tan veterana (a pesar de haber recibido varios restyling) que Volkswagen ya está preparando su relevo.

La cuarta generación de la Volkswagen Caddy se desvelará a principios de 2020, y tendrá la difícil tarea de competir contra modelos como la nueva Citroën Berlingo o la todavía inédita Renault Kangoo de tercera generación. Es interesante recordar que a día de hoy su segmento no para de crecer, pues con la paulatina desaparición de los monovolúmenes y el cada vez mayor refinamiento de las furgonetas pequeñas, muchos clientes optan por ellas como vehículo familiar.

Siguiendo los pasos de la Berlingo y de sus hermanas Peugeot Rifter/Partner y Opel Combo, la nueva Volkswagen Caddy será mucho más refinada y cercana a un turismo que su antecesora. Así, podemos esperar que cuente con un arsenal de ayudas a la conducción de última hornada, y que abandone de una vez por todas las vetustas ballestas que componen la suspensión trasera del modelo actual.

El diseño de la nueva Caddy también supondrá un paso adelante enorme, pues de acuerdo con dos adelantos publicados por la propia Volkswagen, su frontal será mucho más agresivo, con una tira LED que unirá los faros (a lo ID.3) y una trasera con una gran luneta enmarcada por los grupos ópticos, solución similar a la del nuevo KIA e-Soul.

Las imágenes dejan entrever la naturaleza eléctrica del vehículo, pues el frente está carenado casi por completo, mientras que la rejilla sigue un patrón similar al del Volkswagen ID.3 en lugar de presentar un diseño más convencional y equivalente al de modelos térmicos como el Polo y el Golf. Por lo tanto, queda en evidencia que la nueva Caddy contará también con una variante eléctrica.

Pero, ¿qué ocurrirá con la actual e-Caddy? Las primeras entregas de este modelo tendrán lugar a principios de 2020, y solo se podrá conseguir mediante un contrato de leasing. Teniendo en cuenta que ABT e-Line proporciona todos los elementos mecánicos del vehículo (motor eléctrico, electrónica y pack de baterías), es muy posible que Volkswagen lo retire del mercado cuando tenga preparada una versión eléctrica de desarrollo propio de la nueva Caddy.

Sin embargo, todo parece indicar que esta variante tardará más en llegar que las versiones gasolina y diésel, por lo que la e-Caddy de ABT e-Line seguramente se siga vendiendo durante un tiempo. La batería de esta furgoneta es de 37,3 kWh, lo que le da una autonomía de 159 km bajo el ciclo de homologación WLTP. Estas cifras probablemente sean superadas con creces por la siguiente Caddy eléctrica.

El motor eléctrico del modelo actual rinde 113 cv (83 kW) y ofrece 200 Nm de par. Su velocidad punta está limitada a 90 km/h, si bien opcionalmente se puede deslimitar a 120 km/h. Su carga máxima en corriente alterna es de 7,2 kW (tarda cinco horas en cargarse por completo a dicha potencia), mientras que en corriente continua llega a 50 kW (50 minutos para recuperar el 80% de su autonomía).

Fuente | Volkswagen

Relacionadas | Volkswagen nos muestra un primer adelanto de su coche eléctrico asequible, el ID.1

Compártelo: