Subaru solo venderá coches eléctricos para mediados de la década de 2030

La marca japonesa Subaru acaba de anunciar que para mediados de la década de 2030 solo venderá coches eléctricos. Este objetivo será clave para que la firma logre su propósito de convertirse a largo plazo en una compañía libre de emisiones contaminantes, una meta que otros fabricantes de automóviles también se han propuesto alcanzar en los próximos años.

Recientemente, Subaru reforzó su alianza con Toyota, algo que permitirá a la minoritaria marca compartir costes de desarrollo y fabricación con el gigante japonés. Actualmente Subaru ya cuenta con vehículos mild-hybrid e híbridos enchufables, si bien planea añadir híbridos convencionales a su alineación dentro de poco gracias a Toyota.

El director de tecnología de Subaru, Tetsuo Onuki, declara lo siguiente: «Aunque estamos utilizando tecnología Toyota, queremos hacer híbridos que sean claramente Subaru. No se trata solo de reducir las emisiones de dióxido de carbono. Necesitamos mejorar aún más la seguridad de los vehículos y el rendimiento de nuestros sistemas de tracción total».

Por otro lado, la marca también está desarrollando un coche 100% eléctrico con su aliada, si bien llegará más adelante. Este vehículo será un SUV mediano (ya hemos visto un adelanto conceptual de la versión de Toyota), el cual se asentará sobre la plataforma modular e-TNGA (una evolución de la arquitectura TNGA que ya se emplea en vehículos híbridos como el Corolla, el C-HR o el RAV4). El objetivo de Subaru es hacer que para 2030 al menos el 40% de los vehículos que venda sean 100% eléctricos o híbridos.

Subaru, que ganó una gran popularidad en el pasado gracias a sus éxitos en el Mundial de Rallyes, es conocida por sus motores bóxer y por su avanzada tracción total. Además, en los últimos tiempos la compañía ha desarrollado interesantes sistemas como el asistente de conducción autónoma EyeSight, que de acuerdo con la empresa mejora de forma notable la seguridad activa de sus vehículos.

Tomomi Nakamura, presidente de Subaru, hace hincapié en que «el fuerte compromiso y la dedicación de Subaru hacia la fabricación de automóviles que hemos cultivado a lo largo de nuestra historia no ha cambiado». Por lo tanto, podemos esperar que los futuros vehículos electrificados de la compañía mantengan su marcada personalidad a pesar de contar con trenes motrices radicalmente diferentes a los que la empresa lleva décadas desarrollando y perfeccionando.

Fuente | Reuters

Relacionadas | Toyota lanzará la segunda generación de su coche de hidrógeno Mirai en Europa a finales de 2020: primeras imágenes

Compártelo: