Tesla lanza un boceto de su nuevo coche eléctrico compacto con el objetivo de atraer diseñadores para su centro de desarrollo en China

Hace apenas un año Tesla comenzó a construir la Gigafábrica 3 de Shanghái, una planta de gran importancia para el fabricante de cara a su expansión en China. Para finales de 2019 la factoría ya estaba operativa, y actualmente se encuentra produciendo Model 3 a buen ritmo para los clientes asiáticos. Más adelante al sedán eléctrico se le unirá el todocamino Model Y, que probablemente lo termine superando en ventas.

Sin embargo, los planes de Tesla en China no se quedarán ahí: la firma quiere construir un estudio de diseño y un centro de I+D con el objetivo de desarrollar un coche eléctrico global, el cual también se producirá en la Gigafábrica 3, exportándose al resto del mundo (aunque es muy posible que este vehículo también llegue a fabricarse en la Gigafábrica 4 de Berlín, no así en la fábrica de Fremont en California).

«Creo que sería algo genial, y así lo haremos: trataremos de crear un centro de diseño e ingeniería en China para desarrollar un automóvil para todo el mundo. Creo que será muy emocionante. Creo que China tiene el mejor arte del mundo, y creo que es algo que será apreciado a nivel mundial. Creo que debería hacerse, y lo haremos», declaró recientemente Elon Musk, director ejecutivo de Tesla.

Tesla ya ha comenzado a reclutar diseñadores para su nuevo centro chino, haciendo un llamado para que los interesados soliciten empleo a la compañía a través de un anuncio en su cuenta oficial de WeChat. En dicho anuncio Tesla afirma que quiere integrar «el arte chino» en sus próximos automóviles, siguiendo las declaraciones de Elon Musk.

Sin embargo, lo más interesante del anuncio es que con él se ha lanzado un boceto de como podría ser el próximo coche global de Tesla: un compacto. Aunque aparentemente este vehículo todavía se encuentra en sus fases de desarrollo iniciales, está claro que es de menor tamaño que los Model 3 y Model Y. ¿Nos encontramos ante el primer adelanto del esperado Model C?

Aunque todavía es difícil aventurarse a afirmar si el nuevo modelo será un hatchback o si por el contrario apostará por una carrocería SUV, lo que sí está claro es que podría ofrecerse a un precio muy competitivo gracias a los ahorros de costes de fabricación que ha desarrollado Tesla con el Model Y (por ejemplo, este modelo sustituirá casi todo su cableado por un circuito flexible).

Relacionadas | El Tesla Model Y puede comenzar sus entregas en febrero, y su autonomía homologada ser mayor de lo anunciado

Compártelo: