Audi suspende durante cuatro días la producción del e-tron por problemas en el suministro de baterías

Audi acaba de anunciar la suspensión temporal de la producción de sus modelos e-tron y e-tron Sportback por problemas de suministro (se sospecha que dichos problemas se centran en el suministro de celdas para las baterías). Este no es el primer problema al que se enfrenta Audi desde que comenzó la producción de sus primeros modelos eléctricos, que en ocasiones se ha visto afectada por la escasez de baterías.

El año pasado, poco después de comenzar la fabricación a gran escala, la firma alemana se vio obligada a rebajar el ritmo de producción estimado inicialmente debido a problemas con el suministro de celdas. En ese momento, Audi afirmó que pasaría a montar celdas de dos proveedores diferentes para poder alcanzar el ritmo de producción deseado.

Ahora, una serie de informes procedentes de Bélgica y Alemania afirman que Audi ha confirmado la suspensión de la producción de los e-tron y e-tron Sportback durante cuatro días debido a los cuellos de botella en «el suministro de piezas». Audi no ha especificado la naturaleza de los cuellos de botella, si bien ha aclarado que no tienen nada que ver con la epidemia de coronavirus en China.

De acuerdo con los rumores, los cuellos de botella en realidad se deben al suministro de celdas por parte de LG Chem, el fabricante coreano que provee a Audi. La firma alemana no es la única con este tipo de problemas, pues fabricantes como Hyundai, Jaguar o Mercedes-Benz han tenido que suspender en ocasiones la producción de sus coches eléctricos por la falta de baterías.

Según los informes anteriormente mencionados, Audi tenía previsto inicialmente fabricar unas 70.000 unidades del e-tron y del e-ton Sportback en todo 2020; sin embargo, la marca ahora ha tenido que revisar la cifra, bajando sus previsiones a 40.000 unidades. De nuevo, todo parece indicar que esta rebaja se debe principalmente a los problemas en el suministro de celdas de baterías.

Cabe preguntarse si estos problemas también afectarán a los Q4 e-tron y e-tron GT, modelos que llegarán a lo largo de este año. Es posible que estos vehículos se «libren», pues el Q4 e-tron se basará en la plataforma modular MEB y empleará los mismos packs que los Volkswagen ID.3, SEAT el-Born o Skoda Enyaq, que son modelos de gran volumen cuyo suministro de celdas en un principio está asegurado; mientras que el e-tron GT podría beneficiarse del mismo suministro que el Porsche Taycan, que por el momento no ha sufrido ningún tipo de retraso.

Relacionadas | Finalmente, el próximo Audi R8 no será eléctrico, sino híbrido

Compártelo: