Tesla se ve obligada a retrasar las entregas del Model 3 en China por la crisis del coronavirus

La construcción de la Gigafábrica 3 de Shanghái ha sido todo un hito para Tesla: la compañía ha conseguido completarla en menos de un año, y el pasado mes de enero ya estaba funcionando a un elevado ritmo (de aproximadamente 150.000 unidades anuales). Sin embargo, parece que ahora la firma americana tendrá que retrasar las entregas del Model 3 en China debido a la crisis del coronavirus.

Aparentemente, la epidemia ha obligado a Tesla a cerrar temporalmente la Gigafábrica 3, una medida de seguridad que también han seguido otras factorías de automóviles de la región. Solo en China hay más de 24.000 casos de coronavirus confirmados, con casi 500 víctimas mortales hasta el momento. Por ello, el gobierno del país está tratando de limitar su propagación mediante este tipo de medidas.

China es el mayor mercado mundial de coches eléctricos; sin embargo, el año pasado su sector automovilístico entró en recesión, algo que probablemente empeore a raíz de la crisis del coronavirus. La semana pasada, el director financiero de Tesla, Zach Kirkhorn, declaró que la compañía se encuentra estudiando hasta qué punto se verá afectada por la epidemia:

«En este punto, esperamos un retraso de 1 a 1,5 semanas en la producción del Model 3 construido en Shanghái debido a un cierre en la fábrica requerido por el gobierno. Esto puede afectar levemente a nuestra rentabilidad para este trimestre, pero [su efecto] será limitado ya que la contribución a las ganancias del Model 3 de Shanghái permanece en las primeras etapas.

También estamos monitoreando de cerca si habrá interrupciones en la cadena de suministro de los automóviles construidos en Fremont. Hasta ahora no tenemos conocimiento de ningún problema, pero es importante tener en cuenta que esta es una historia en evolución. Sin embargo, tenemos efectivo más que suficiente para continuar con nuestros planes de expansión mientras fortalecemos aún más nuestro balance».

Tao Lin, vicepresidente de Tesla en China, ha confirmado por su parte que las entregas del Model 3 fabricado en Shanghái sufrirán algunos retrasos durante el mes de febrero, sin especificar datos concretos. «Las entregas planificadas a principios de febrero se retrasarán. Nos pondremos al día con la línea de producción una vez que la situación del brote mejore». Es de esperar que según se vaya controlando la situación la fábrica vuelva a su funcionamiento normal, lo que permitirá a Tesla retomar las entregas. ¿Cuando sucederá esto? Por el momento nadie lo sabe a ciencia cierta.

Relacionadas | Tesla firma por fin el contrato de compra de los terrenos de la Gigafábrica de Alemania

Compártelo: