Volkswagen e-Bulli: una conversión eléctrica de la clásica furgoneta T1 con hasta 200 kilómetros de autonomía

Hace unos meses Volkswagen presentó el e-Beetle, una conversión oficial de su clásico Escarabajo en un modelo eléctrico realizada en colaboración con eClassics. Este peculiar vehículo, que pierde su característica distribución mecánica «todo-atrás» y pasa a ser un tracción delantera, emplea un kit de conversión constituido por toda la mecánica del Volkswagen e-up!

Así, nos encontramos ante un clásico con una batería de 36,8 kWh de capacidad (14 módulos de 2,6 kWh de capacidad cada uno). El mayor rendimiento (83 cv de potencia y 212 Nm de par) y el peso superior (1.280 kg) respecto al modelo original requieren la adaptación y el refuerzo del chasis original y los frenos. A pesar de todo, el e-Beetle es capaz de acelerar a 50 km/h en poco menos de cuatro segundos.

La autonomía del e-Beetle, que alcanza velocidades máximas de hasta 150 km/h, es de 200 km, una distancia más que suficiente para un clásico destinado a salir de paseo los domingos. Además, y al igual que el Volkswagen e-up! del que toma su mecánica, el e-Beetle es capaz de acceder a cargas rápidas en corriente continua gracias a su toma CCS Combo 2.

Ahora, Volkswagen ha ido un paso más allá y ha presentado la e-Bulli, una versión eléctrica de su clásica furgoneta T1. Este modelo dispone también del motor de 83 cv del Volkswagen e-up!, pero su batería de 45 kWh en este caso es heredada del Volkswagen ID.3. También habrá disponible tanto una batería más pequeña (35 kWh) como un motor más potente (101 cv, asociado exclusivamente al pack de mayor capacidad).

Con el motor pequeño y la batería grande la e-Bulli logra una velocidad punta de 130 km/h limitada electrónicamente, con una autonomía de 200 km. Además, puede acceder a cargas rápidas en corriente continua a 50 kW de potencia (formato CCS Combo 2), lo que le permite recuperar el 80% de su autonomía en apenas 40 minutos.

Por fuera, los mayores cambios los encontramos en unas luces diurnas LED integradas y un medidor de carga LED, mientras que en el interior lo que más llama la atención es el selector de marchas moderno de origen Volkswagen, el botón de Start&Stop y la pantalla digital integrada en el odómetro original. En este caso el vehículo mantiene su configuración «todo-atrás».

La conversión tiene un precio de partida de 64.900 euros incluyendo los ejes delanteros y traseros rediseñados, cuatro frenos de disco, dirección de piñón-cremallera, etc. eClassics también ofrece conversiones para las furgonetas T2 y T3, sustitutas de la T1 y todavía con mecánica «todo-atrás» (la posterior T4 pasó a ser tracción delantera).

Relacionadas | La FIVA (Federación Internacional de Vehículos Antiguos) se muestra contraria a la conversión de coches clásicos en eléctricos

Ver comentarios

Artículos recientes

Renault construirá su propia fábrica de baterías con LG Chem o Verkor al margen de la iniciativa ACC (Stellantis y Saft)

A mediados del año pasado, Renault se comprometió a convertirse en accionista del consorcio ACC…

hace 7 horas

Stellantis pone toda la carne en el asador con Alfa Romeo: se acercan los primeros modelos eléctricos de la firma italiana

Durante los últimos años, Alfa Romeo ha sufrido numerosos altibajos bajo la batuta de FIAT…

hace 10 horas

Microsoft (MSFT) se alía con GM para no quedarse fuera del mercado del coche eléctrico autónomo

Microsoft Corporation (NASDAQ: MSFT) acaba de comunicar haber "entrado en una relación estratégica a largo…

hace 11 horas

Siemens lanza el cargador rápido de coches eléctricos más eficiente del mercado

Siemens Smart Infrastructure ha lanzado su nuevo cargador rápido Sicharge D, diseñado para ser instalado…

hace 11 horas

Regreso al Futuro: el DeLorean DMC-12 volverá a producción como un coche eléctrico

El famoso DeLorean DMC-12 podría considerarse la culminación del sueño de su creador, John DeLorean,…

hace 11 horas