Mercedes-Benz defiende su estrategia de lanzar coches eléctricos con carrocerías SUV en lugar de «convencionales»

Actualmente, Mercedes-Benz cuenta con dos coches eléctricos en su gama: el todocamino familiar EQC y la furgoneta de lujo EQV. A corto plazo les seguirán una amplia oferta de SUV (el EQA, la versión eléctrica del GLA; el EQB, la versión eléctrica del GLB; y el EQG, la versión eléctrica del Clase G) y de berlinas de lujo (EQE, situado en el segmento E; y el EQS, que pertenecerá al segmento F).

Originalmente, el EQA iba a ser un compacto con carrocería hatchback, una suerte de hermano eléctrico del exitoso Clase A. Sin embargo, finalmente Mercedes-Benz tomó la decisión de convertir dicho modelo en un SUV debido a la enorme popularidad de estas carrocerías en los principales mercados mundiales (China, Europa, Estados Unidos, etc).

EQA Concept (hatchback compacto)

De acuerdo con el jefe de Investigación y Desarrollo de Mercedes-Benz, Marcus Schäfer, invertir en SUV eléctricos es una apuesta segura en la actualidad. «Tenemos que vigilar la demanda de los clientes y, por el momento, los SUV y los crossovers son los favoritos absolutos. Esas son nuestras prioridades».

Esta estrategia contrasta con la de fabricantes como Volkswagen, cuyo primer coche eléctrico de nueva generación será el compacto ID.3, un modelo llamado a sustituir al actual e-Golf. Con todo, la firma alemana también tiene previsto el lanzamiento de SUV eléctricos a muy corto plazo, pues este mismo año la marca presentará el ID.4, un todocamino eléctrico situado en el segmento D que tratará de competir contra modelos como el Tesla Model Y.

EQA de producción (SUV compacto)

Otras marcas como Renault a día de hoy cuentan con hatchbacks eléctricos (el recién presentado Twingo Z.E. y el veterano pero exitoso ZOE), si bien a corto plazo añadirán a su gama una completa oferta de todocaminos (en el caso concreto de la marca francesa, se espera que en 2021 ponga a la venta un SUV urbano eléctrico, mientras que en 2022 lanzará un SUV familiar, ambos basados en la plataforma modular CMF-EV de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi). ¿Acierta Mercedes-Benz en su estrategia pro-SUV, o se llevarán el gato al agua aquellos que apuesten por una oferta variada de carrocerías?

Fuente | Autocar

Relacionadas | Un poco de historia: Mercedes-Benz 190 eléctrico de 1990

Compártelo: