El primer coche eléctrico de Alfa Romeo será un SUV, y llegará en 2022

Alfa Romeo, propiedad del grupo FIAT, es una de las pocas marcas que todavía no cuenta entre su oferta con una versión electrificada. Ni eléctrica, ni híbrida. Algo que le pone las cosas muy complicadas de cara al cumplimiento de las normas sobre emisiones. Pero esto parece que empezará a cambiar el próximo año con la llegada de los primeros enchufables, y sobre todo en 2022 con el lanzamiento de su primer coche eléctrico.

El encargado de inaugurar la era eléctrica en Alfa Romeo será el Tonale. Un SUV compacto que en 2021 llegará al mercado con una versión híbrida enchufable. La primera en la historia de la marca italiana y el tercer modelo de un fabricante que contará entre su oferta solo Con el Stelvio el Giulia y el propio Tonale, una vez retirado del mercado el Gulietta a finales de este año.

Desde Alfa quieren darle una personalidad propia al nuevo Tonale, que aseguran no será un simple copia y pega del resto de la gama. Contará con elementos propios y esperan mantenga el espíritu y el carácter de la marca transalpina.

La versión híbrida enchufable tomará prestada la tecnología instalada en el Jeep Renegade. Esto supondrá la instalación de un motor gasolina 1.3 GSE turbo con 180 cv de potencia, que colaborará con un motor eléctrico situado en el eje trasero. Esto le dará una potencia combinada de 240 cv mientras que la autonomía con en modo eléctrico será de 50 km WLTP. Todo con un precio que debería situarse en unas cifras similares al Jeep, que en España arranca en los 40.900 euros.

La versión eléctrica usará una versión de la plataforma eCMP de PSA, que ya usan propuestas como el Peugeot 208, Peugeot 2008, Opel Corsa y DS 3 Crossback. Algo que facilitará a Alfa el trabajo de adaptación y reducirá los costes de desarrollo.

En cuanto a sus prestaciones, desde Alfa quieren mantener la imagen deportiva de la marca, por lo que es de esperar que no comparta cifras con los modelos anteriores que como recordamos montan en todos los casos un motor de apenas 100 kW (136 CV).

Según el portavoz de Alfa Romeo: «Para los coches eléctricos, nos mantendremos consistentes con la deportividad de Alfa Romeo y utilizaremos motores eléctricos pensando en un enfoque de altas prestaciones. Estamos buscando alcanzar las expectativas de un cliente de Alfa Romeo, pero también las de clientes que buscan comodidad«.

Desde Alfa también se quiere apelar al espíritu clásico de la marca, y han confirmado que trabajan en ofrecer a sus clientes la posibilidad de que el coche haga ruidos de forma artificial para transmitir emociones. Según el portavoz de Alfa «La idea es crear un sonido específico para lograr tanto la emoción del conductor como del automóvil. Una ventaja de un automóvil eléctrico es el silencio, si el cliente quiere conducir de esa manera. Pero también tendrá la posibilidad de un modo agresivo«.

Además añade que en los próximos meses veremos una rápida evolución de la tecnología, por lo que muy posiblemente desde la marca estén trabajando ya con un nuevo tipo de batería que permita poner a la venta un B-SUV competitivo desde el punto de vista estético, pero también desde el técnico.

Podemos pensar en un Tonale eléctrico con al menos 200 kW (272 CV) de potencia, y una batería que no debería bajar de los 65 o 70 kWh, suficientes para lograr una autonomía homologada por encima de los 500 kilómetros con cada carga.

Cifras con que la podría compensar ligeramente su tarde llegada al mercado de un SUV italiano que quiere poner por fin en la buena dirección al fabricante europeo.

Relacionadas | Alfa Romeo GTelectric: un precioso clásico italiano transformado en un coche eléctrico con 320 kilómetros de autonomía

Compártelo: