Hyundai prepara 3 coches eléctricos sobre la plataforma E-GMP: los 45 EV y Prophecy, y un tercer modelo de gran tamaño

Hyundai se encuentra actualmente desarrollando una familia de coches eléctricos basada en la nueva plataforma modular E-GMP, concebida desde el principio solo para modelos a baterías y capaz de admitir sistemas eléctricos de 800 voltios. Estos vehículos serán radicalmente diferentes al resto de coches eléctricos de la firma coreana, los cuales derivan de vehículos térmicos.

Esta familia estará formada inicialmente por tres modelos, siendo el primero en llegar la versión de producción del prototipo 45 EV Concept, un compacto de estética retro cuyo nombre definitivo podría ser Hyundai Pony (el concept car servía como homenaje por el 45 aniversario de dicho modelo clásico, que asentó las bases de la expansión internacional de la compañía en los años 70).

Tras él llegará una berlina derivada del prototipo Prophecy Concept, la cual debería presentarse en 2022. La versión definitiva del Prophecy será rival del Tesla Model 3, ofreciendo como principal atractivo un aerodinámico diseño inspirado en los vehículos de los años 30. Como puede verse, la estética del 45 (angulosa y compacta) y del Prophecy (curvilínea y estirada) será radicalmente opuesta.

El tercer integrante de esta familia se presentará el año que viene en forma de concept car, y permitirá mostrar al mundo la amplitud de la nueva plataforma E-GMP. Por lo tanto, podemos esperar un SUV o un monovolumen de gran tamaño (posiblemente lo primero, pues los SUV a día de hoy están en pleno apogeo, mientras que los monovolúmenes llevan años en decadencia).

Hyundai se encuentra actualmente finalizando la estética del Prophecy de producción, mientras que el 45 ya está completamente desarrollado. El objetivo con esta nueva gama de vehículos, que aprovecharán la enorme flexibilidad que permiten las plataformas eléctricas para ofrecer unos diseños muy radicales, es dar a conocer una faceta más emocional de Hyundai, conocida a día de hoy principalmente por su buena relación calidad/precio.

Hyundai quiere crear una imagen de marca consistente entre modelos de diseño tan diferente a través de los detalles: en lugar de utilizar faros o parrillas de formas idénticas en sus diferentes automóviles, apostará por aspectos como los reconocibles faros Pixel LED, una serie de pequeños LED que se pueden animar para crear formas reconocibles.

Fuente | Autocar

Relacionadas | KIA está preparando sendas versiones eléctricas de los Ceed y Sportage

Compártelo: