Los Ford eléctricos basados en la plataforma MEB de Volkswagen estarán «muy diferenciados» de sus primos alemanes

Tras haber llegado a una serie de acuerdos preliminares el año pasado, Ford y Volkswagen cerraron hace unos días una alianza a raíz de la cual colaborarán en el desarrollo de coches eléctricos (concretamente, Ford podrá hacer uso de la plataforma modular eléctrica MEB del Grupo Volkswagen para desarrollar «uno o dos» modelos para el mercado europeo).

De acuerdo con Ford, sus modelos eléctricos basados en la plataforma MEB estarán «altamente diferenciados» de las propuestas de Volkswagen. De hecho, el coche eléctrico de la firma americana será diseñado y fabricado en el centro europeo de I+D que el fabricante tiene cerca de Colonia (Alemania), por lo que a pesar de partir de tecnología externa será un modelo propio y no un simple remarcado.

De acuerdo con Stuart Rowley, presidente de Ford Europa: «Estamos muy centrados en el hecho de que estos productos sean Ford. Se verán como un Ford, se conducirán como un Ford, se sentirán como un Ford y serán construidos por Ford«. De acuerdo con el ejecutivo, la adición a la gama de un segundo coche eléctrico basado en la plataforma MEB todavía está bajo estudio.

Ya en su momento se filtró que Ford le había pedido a su socia Volkswagen que modificara la plataforma MEB para permitir el uso de capós más largos (los modelos del Grupo Volkswagen basados en la plataforma MEB aprovecharán su configuración 100% eléctrica para reducir el tamaño de su morro al mínimo, mejorando el aprovechamiento del espacio). Por lo tanto, todo parece indicar que los Ford se diferenciarán mediante un diseño más conservador y cercano al de un coche térmico.

El primer modelo de Ford basado en la plataforma MEB llegará en 2023. A lo largo de sus seis años de carrera comercial la marca estadounidense espera vender un total de 600.000 unidades del vehículo (es decir, unas 100.000 unidades anuales de media), una cifra relativamente ambiciosa que podría verse reforzada si finalmente se aprueba la llegada de un segundo modelo.

Aunque Ford cuenta con tecnología eléctrica propia (el Mustang Mach-E, las futuras F-150 y Transit eléctricas, etc), carece por el momento de la capacidad necesaria para lanzar coches eléctricos verdaderamente asequibles, motivo por el cual ha decidido aliarse con Volkswagen. A pesar de todo, tanto Ford como Volkswagen afirman que sus modelos, aún compartiendo tecnología, seguirán siendo rivales en el mercado.

Fuente | Automotive News Europe

Relacionadas | Ford y Volkswagen dan nuevos detalles de su alianza para desarrollar vehículos comerciales y eléctricos

Compártelo: