Opel muestra un adelanto del vanguardista interior del Mokka-e

Dentro de apenas unos días Opel presentará la segunda generación de su B-SUV Mokka, el cual contará por primera vez con una versión 100% eléctrica (Mokka-e). Como parte de la extensa serie de adelantos que la marca está lanzando antes de su presentación oficial, ahora se ha revelado un boceto que nos muestra el interesante diseño del salpicadero del todocamino alemán.

Como puede verse, frente al conductor se situarán dos pantallas de gran tamaño unidas como si fueran una única pieza. El display situado tras el volante se corresponderá con la instrumentación, mientras que el otro será táctil y permitirá controlar el sistema de infoentretenimiento. Bautizado como «Pure Panel», este diseño permitirá reducir el número de botones al mínimo.

«Con el nuevo Mokka ofreceremos a nuestros clientes el Opel Pure Panel por primera vez. Las pantallas a gran escala que se integran perfectamente en un panel de información horizontal, un mínimo de botones de control e información digital clara orientada a lo esencial garantizan una experiencia óptima para el cliente. Por ejemplo, para la gestión de la energía de la batería en el nuevo Mokka-e eléctrico», declara Mark Adams, jefe de diseño de Opel.

El Opel Mokka-e comenzará a producirse a finales de año, mientras que su llegada a los concesionarios de la marca tendrá lugar a principios de 2021. Este modelo derivará del DS 3 Crossback E-TENSE, del que se diferenciará mediante un diseño inspirado en el del prototipo GT X Experimental Concept, del que tomará el «Opel Vizor» (una placa de metacrilato transparente que englobará faros y parrilla bajo una única pieza).

Asentado sobre la plataforma modular CMP del grupo PSA (Peugeot-Citroën, Opel), el Mokka térmico será hasta 120 kg más ligero que el modelo actual gracias al uso de aceros de alta resistencia, lo que permitirá a su vez compensar parcialmente el peso extra que supondrán las baterías en la versión eléctrica Mokka-e.

Es de esperar que el modelo alemán ofrezca un motor de 136 cv y 260 Nm de origen Continental, una batería de 50 kWh brutos con refrigeración líquida y celdas CATL, una autonomía de unos 320 km bajo el ciclo de homologación europeo WLTP, carga en alterna a 11 kW (recuperando el 100% de su autonomía en 5 horas) y en continua a 100 kW (recuperando el 80% de su autonomía en 30 minutos)…

Relacionadas | Continúa el desarrollo del Opel Corsa-e Rally, protagonista de la primera copa monomarca con un coche eléctrico: la ADAC Opel E-Rally Cup

Compártelo: