Tesla lanzará la Cybertruck en China. ¿Tiene sentido este modelo fuera de Estados Unidos?

De acuerdo con algunas estimaciones, la Tesla Cybertruck ya ha superado las 650.000 reservas hasta el momento, lo que supone ir un paso más allá del récord que supusieron en su momento las 450.000 reservas que llegó a acumular el Model 3 antes del comienzo de su producción a mediados del año 2017.

Este enorme éxito se debe principalmente a la importancia del segmento de las pick-up en Estados Unidos, un mercado en el que este tipo de vehículos supera en ventas tanto a los turismos convencionales como a los SUV: normalmente, los tres modelos más vendidos del país son la Ford F-150, la Chevrolet Silverado y la RAM 1500.

Sin embargo, ahora Tesla ha sorprendido a propios y extraños al anunciar el lanzamiento de la Cybertruck en China, el mayor mercado de coches eléctricos del mundo, donde ya se puede reservar a un precio de 125 euros al cambio (la Capacidad de Conducción Autónoma Total cuesta por su parte alrededor de 8.000 euros).

Lo cierto es que las pick-up de media tonelada, extremadamente populares en Norteamérica, son un segmento residual en el resto del mundo. Si bien modelos más pequeños y ligeros como la Toyota Hilux, la Nissan Navara o la Ford Ranger sí que tienen un destacado éxito a nivel global, no podemos decir lo mismo de sus «hermanas mayores» Tundra, Titan o F-150.

De hecho, recientemente Elon Musk confirmó que en el futuro Tesla desarrollaría una segunda pick-up más pequeña que la Cybertruck orientada a los mercados internacionales, una idea que entusiasmó a muchos compradores debido a que las pick-up de media tonelada tienen unas dimensiones fuera de lugar en mercados como el europeo (la Cybertruck mide 5,89 metros de largo, más que un Rolls-Royce Phantom VIII).

La apertura de pedidos de la Cybertruck en China parece indicarnos que Tesla quiere tratar de asaltar otros mercados con su camioneta eléctrica. ¿Tendrá éxito un modelo tan enfocado a los gustos estadounidenses en el resto del mundo? Aunque todavía es pronto para hacer pronósticos, con Tesla de por medio todo es posible.

Relacionadas | LG comenzará a finales de este año a producir baterías para Tesla en su planta de Corea, que podría encargarse de suministrar a la fábrica europea

Compártelo: