Toma de contacto: Renault Captur E-TECH Híbrido Enchufable

Durante la presentación de la gama híbrida E-TECH de Renault hemos tenido la oportunidad de realizar una breve toma de contacto con el Captur E-TECH Híbrido Enchufable, el primer B-SUV en contar con una motorización de este tipo. Este modelo, al igual que sus hermanos (Clio E-TECH Híbrido y Megane E-TECH Híbrido Enchufable) y la gama 100% eléctrica Z.E, será clave dentro de proceso de electrificación de la marca Renault.

Asentado sobre la misma plataforma CMF-B que el Clio, el Captur de segunda generación fue diseñado desde el principio para albergar motorizaciones híbridas. Esto le permite mantener características como la banqueta trasera deslizante, si bien el maletero ve reducida su capacidad a 379 litros. La presencia de las baterías también ha propiciado un rediseño de la suspensión trasera, que ahora es multibrazo.

El motor 1.6 tetracilíndrico de gasolina presente en el Captur E-TECH Híbrido Enchufable es el mismo que podemos encontrar en el resto de la gama E-TECH. De origen Nissan, este propulsor atmosférico de 91 cv se asocia a dos motores eléctricos (principal y auxiliar) para alcanzar una potencia total combinada de 160 cv. La caja de cambios multimodo sin embrague ofrece hasta 15 modos de funcionamiento diferente combinando los diferentes motores y sus relaciones de cambio.

A través de la instrumentación digital de 10,2 pulgadas siempre podemos consultar en qué modo está funcionando el coche (el cual puede estar siendo impulsado por el motor eléctrico principal, por el térmico, por los dos motores eléctricos y el térmico, el térmico puede actuar como generador…), así como comprobar la autonomía eléctrica restante.

La batería de 400 voltios del Captur E-TECH Híbrido Enchufable tiene 9,8 kWh de capacidad y celdas LG Chem. La autonomía eléctrica homologada por el modelo es de 50 km WLTP (65 km WLTP en ciudad). El coche puede cargarse a una potencia máxima de 3,6 kW, tardando entre tres (3,6 kW) y cinco horas (2,4 kW) en recuperar el 100% de su rango.

El consumo homologado por el Captur es de 1,4 litros a los 100 km, mientras que sus emisiones son de 32 gramos de dióxido de carbono a los 100 km. El todocamino puede alcanzar los 135 km/h de velocidad punta en modo 100% eléctrico, por lo que es posible circular por autopista sin consumir una sola gota de carburante.

Hay tres modos de conducción posibles: Pure (100% eléctrico), Sport (para conseguir las máximas prestaciones) y My Sense. Por otro lado, la función E-Save limita el uso del motor eléctrico y da prioridad al térmico para conservar como mínimo el 40% de la batería y así poder pasar a modo 100% eléctrico cuando queramos (por ejemplo, para circular por ciudad).

Una de las principales diferencias respecto al Clio E-TECH una vez nos ponemos tras el volante, más allá de aspectos como su menor agilidad y su suspensión más burguesa, es la menor retención de la frenada regenerativa: mientras que en el Clio el modo B casi permite practicar la conducción de un pedal, en el Captur apenas hay diferencia con el modo D estándar.

Cuando el coche funciona en modo térmico, las únicas transiciones que podemos notar entre marchas se dan cuando desaceleramos a una velocidad de ente 40 km/h y 70 km/h, y no siempre ocurren. El modelo está bien insonorizado y responde de forma contundente desde parado, si bien muestra algo de lag cuando aceleramos a fondo a alta velocidad, tardando alrededor de un segundo en entrar en funcionamiento el motor térmico a altas revoluciones para aportar la potencia solicitada.

Mientras que en los Clio E-TECH Híbrido y Megane E-TECH Híbrido Enchufable la palanca selectora de marchas es un voluminoso pomo común con otros modelos automáticos de la firma del rombo, en el Captur E-TECH Híbrido Enchufable nos encontramos con el selector eléctrico «e-shifter» ya visto en el renovado ZOE, el cual tiene un diseño más minimalista y un tamaño reducido. Al igual que sus hermanos, el Captur dispone de un modo «Auto Hold» que si se activa mantiene el coche frenado cuando paramos y levantamos el pie del pedal del freno, algo muy útil en semáforos y pasos de cebra.

Debido a la brevedad de la toma de contacto nos fue difícil extraer conclusiones acerca de los consumos del coche, si bien parece relativamente fácil superar los 30 km de autonomía eléctrica a velocidad de autopista. El Renault Captur E-TECH Híbrido Enchufable está disponible en nuestro mercado con dos acabados: Zen (desde 31.024 euros) y la Serie Limitada Edition (desde 32.306 euros). El modelo dispone del distintivo ambiental CERO de la DGT, y podrá acogerse a las ayudas del Plan MOVES.

Relacionadas | Gracias a las ayudas públicas, en Alemania puedes hacer un leasing del Renault ZOE con una cuota de 0 euros mensuales

Compártelo: