Jaguar Land Rover quiere comercializar SUVs de hidrógeno para 2030

El grupo británico Jaguar Land Rover, perteneciente a Tata, se ha embarcado recientemente en el Proyecto Zeus, una iniciativa a través de la cual la compañía quiere desarrollar la tecnología de la pila de combustible de hidrógeno. El objetivo es que la tercera generación del Range Rover Evoque (prevista para la segunda mitad de la década) sea la encargada de estrenar este tren motriz.

Esta decisión responde al plan del gobierno británico para prohibir la venta de vehículos térmicos de cara al año 2035. Aunque Jaguar Land Rover ya cuenta con un coche eléctrico a baterías (el Jaguar I-Pace), al que se sumarán varios más a corto plazo (Jaguar XJ, Jaguar J-Pace, Road Rover…), la compañía no quiere centrarse únicamente en dicha tecnología.

Nick Rogers, jefe de ingeniería de productos del grupo inglés, ha confirmado que dentro de poco se presentará un primer prototipo dotado de una pila de combustible de hidrógeno. «Estamos buscando los sistemas de propulsión adecuados, aquellos que interfieran mínimamente con el medio ambiente. Creemos que el hidrógeno tendrá un lugar clave. Estamos desarrollando e invirtiendo en ello, y estamos recibiendo un gran apoyo para hacerlo».

Aparentemente esta tecnología estará enfocada principalmente a los voluminosos modelos de Land Rover, concretamente a los Range Rover Velar, Range Rover Sport y Range Rover. Jaguar por su parte se centrará en los coches eléctricos a baterías, si bien algunos de sus SUV también podrían contar con opciones a hidrógeno.

«El hidrógeno es ideal para los vehículos grandes, pues cuanto más grande es un automóvil, menor es el rendimiento del pack de baterías. […] llega un punto en el que estás fabricando vehículos tan pesados que hay que dedicar mucha energía solamente para poder desplazar dicho peso», declara Rogers a la hora de defender la pila de combustible frente a las baterías.

Jaguar Land Rover colaborará con Delta Motorsport, Marelli Automotive Systems y el Battery Industrialisation Centre de Reino Unido durante el desarrollo del Proyecto Zeus. Esta apuesta por el hidrógeno se produce en paralelo al abandono de varias compañías (Daimler, Honda, Volkswagen) de sus respectivos proyectos en este campo para centrarse en las baterías.

Fuente | Autocar

Relacionadas | Jaguar pospone el lanzamiento del XJ eléctrico debido a sus problemas financieros

Compártelo: