Estas baterías de grafeno capaces de cargarse en 15 segundos prometen revolucionar la industria europea

Skeleton Technologies se ha aliado con el Instituto de Tecnología de Karlsruhe con el objetivo de completar el desarrollo de su SuperBattery, una batería de grafeno que será capaz de cargarse en apenas 15 segundos y de ofrecer una vida útil de «varios miles de ciclos», solucionando así dos de los mayores problemas de los coches eléctricos actuales: los tiempos de carga y la durabilidad de las baterías.

Estos avances se han logrado gracias a la tecnología Curved Graphene de Skeleton Technologies, que permite trasladar la elevada potencia y la amplia vida útil de los ultracondensadores a unas baterías de grafeno. De hecho, en los últimos tiempos los ultracondensadores están convirtiéndose en una tecnología complementaria de gran interés para las baterías de litio, como demuestra la compra de Maxwell Technologies por parte de Tesla.

En el sector automotriz, la SuperBattery podría emplearse en los coches híbridos y de hidrógeno para sustituir a los actuales packs de pequeño tamaño, mejorando aspectos como la aceleración gracias a su elevada corriente de salida, mientras que en los coches eléctricos se combinaría con las baterías de iones de litio (al tener una densidad energética de solo 60 Wh/kg, no podrá sustituir al pack completo, sino simplemente actuar como búfer cuando se demanda alta potencia tanto en carga como en descarga).

El desarrollo de la tecnología Curved Graphene ha sido respaldado por el EIT InnoEnergy, una plataforma europea que busca impulsar la innovación en materia de energía sostenible en la Unión Europea (por ejemplo, también coordina la Alianza Europea de Baterías y da apoyo al prometedor productor de celdas sueco Northvolt).

«La cooperación entre las empresas europeas de almacenamiento energético será clave para que la Unión Europea sea líder mundial en dicho campo. Estamos encantados de haber firmado el acuerdo de desarrollo de la SuperBattery con el Instituto de Tecnología de Karlsruhe […]. SuperBattery supondrá una revolución para la industria automotriz. Junto con las baterías de iones de litio, lo tiene todo: alta densidad energética, larga vida útil y un tiempo de carga de 15 segundos», declara el director ejecutivo de Skeleton Technologies, Taavi Madiberk.

A pesar de sus limitaciones en materia de densidad energética, la SuperBattery ha despertado el interés del sector automovilístico. Recientemente Skeleton Technologies firmó una Carta de Intenciones por valor de 1.000 millones de euros con un proveedor de componentes líder en el sector del transporte para llevar esta tecnología al mercado.

Relacionadas | LG Chem supera a CATL como mayor fabricante de baterías del mundo

Compártelo: