El CEO de Volkswagen prueba el Tesla Model Y, al que considera «un referente»

Hace unos días los máximos responsables de Volkswagen y Tesla, Herbert Diess y Elon Musk, mantuvieron una reunión en Alemania en la que el director ejecutivo de la marca estadounidense pudo ponerse al volante del nuevo Volkswagen ID.3 y conocer en primera persona el inminente Volkswagen ID.4, dos de los coches eléctricos más ambiciosos del grupo germano.

Este encuentro fue ampliamente publicitado por Volkswagen y por el propio Diess, consciente del poder mediático de Musk. Sin embargo, el directivo dejó claro en todo momento que la reunión fue informal y que Volkswagen y Tesla no tienen intención de colaborar en materia de movilidad eléctrica, acallando así los rumores que indicaban una posible alianza entre ambos fabricantes.

Ahora, se ha sabido que Diess también ha tenido la oportunidad de probar un vehículo de Tesla; en este caso, el Model Y, rival directo del ID.4 (ambos modelos se ubicarán en el segmento D-SUV). Es interesante recordar que en la actualidad el Model Y no se vende en Europa, pues todas las unidades destinadas al viejo continente se fabricarán en Giga Berlín, que comenzará a operar a mediados de 2021.

«Por supuesto, también probé un Tesla Model Y con mi colega Frank Welsch. Este coche es para nosotros una referencia en muchos aspectos (¡no en todos!): experiencia de usuario, capacidad de actualización, características de conducción, rendimiento en sus versiones tope de gama, red de carga y autonomía», ha elogiado Diess.

Además, el ejecutivo también ha aprovechado para criticar a aquellos fabricantes que no construyen sus coches eléctricos desde cero, como es el caso de BMW o PSA (Peugeot-Citroën, Opel): «Gran ventaja: el Model Y ha sido pensado como un coche eléctrico [desde el principio], igual que el ID.3. Muchos de nuestros competidores todavía utilizan sus plataformas térmicas. El resultado: no están obteniendo los mejores vehículos eléctricos«.

La piedra angular de la estrategia eléctrica de Volkswagen será el uso de tres plataformas modulares de enorme flexibilidad: la MEB Entry, para vehículos pequeños y asequibles; la MEB, para automóviles de gama media; y la PPE, diseñada para modelos prestacionales, lujosos y de gran tamaño. Grupos como la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi o Hyundai también están apostando por el uso de plataformas dedicadas en sus coches eléctricos.

Relacionadas | Volkswagen afirma estar cerca de superar a Tesla en capacidad de producción de coches eléctricos

Compártelo: