El coche eléctrico chino Wuling Hongguang MINI, se convierte en todo un éxito de ventas con 15.000 entregas en un solo mes y más de 50.000 pedidos

El pasado mes de agosto comenzaban las entregas de un nuevo coche eléctrico de bajo coste en china. Hablamos del Wuling Hongguang MINI fabricado por una empresa conjunta entre la asiática SAIC y la norteamericana General Motors, y que ha tenido un recibimiento que ha superado las mejores expectativas.

Según los datos de matriculaciones, solo durante el mes de agosto se han entregado un total de 15.000 unidades, lo que ha permitido a esta sub-marca disparar sus entregas un 110% respecto al mismo periodo del pasado año. Todo gracias a este pequeño eléctrico low cost que ha supuesto una revolución en una sub-marca que ha visto sus cifras de ventas acumuladas del año disparadas hasta las 18.300 unidades.

Pero sin duda el dato más sorprendente es el de pedidos pendientes de atender. En total, el fabricante chino ha informado de que cuenta con 50.000 pedidos en firme y que tendrán que ser entregados en los próximos meses. Unas cifras que le convierten en uno de los coches eléctricos más populares del mundo, y con diferencia el más vendido dentro del segmento de eléctricos urbanos.

La clave de este éxito es una combinación de diseño mínimamente trabajado, calidades mínimas e incluso por encima de lo esperado en el interior, y sobre todo un precio de derribo. Un modelo con tres puertas, cuatro plazas, pero apenas 2.9 metros de largo. Ideal para movernos por la ciudad.

No renuncia a equipamientos que hace poco no montaban ni los modelos europeos medios, como luces LED o frenos de disco en las cuatro ruedas, con un interior sencillo y minimalista donde no hay espacio para demasiadas florituras. Todo en post del bajo coste.

En el plano mecánico, el Wuling Hongguang cuenta con un sencillo motor de 20 kW (27 CV) que le permiten alcanzar una velocidad máxima de 100 km/h. Por su parte la batería es un pack de 13.8 kWh, que según el fabricante le permiten lograr una autonomía de 170 km bajo el ciclo NEDC. Algo que supondrá en torno a los 130 km bajo el ciclo WLTP.

Una propuesta de momento solo para China, donde los interesados pueden llevarse una unidad por apenas 29.800 yuanes, que al cambio son 3.752 euros después de las ayudas públicas. Una verdadera ganga para un producto pensado para moverse por las ciudades, donde el espacio de aparcamiento es mínimo, y las distancias más cortas, que como vemos ha logrado un conjunto suficientemente competitivo como para convencer de forma masiva a los compradores y que a falta de los datos del resto de modelos posiblemente le hayan convertido en el eléctrico más vendido del mercado chino superando al Tesla Model 3.

Relacionadas | El Arcfox αS se convierte en el coche eléctrico con mayor autonomía de China: 708 kilómetros (NEDC)

Compártelo: