Se filtran las nuevas celdas de batería de Tesla: más grandes, capaces y baratas

El próximo 22 de septiembre tendrá lugar el «Tesla Battery Day», un esperadísimo evento en el que la compañía estadounidense mostrará al mundo numerosas primicias, la mayoría de ellas centradas en el campo de las baterías. Entre otras cosas, se espera que la empresa presente tanto un nuevo sistema de producción de baterías propio como sus nuevas celdas de desarrollo interno.

Sin embargo, una de estas novedades se ha filtrado antes de tiempo: el medio especializado Electrek ha obtenido los primeros datos e imágenes de las nuevas celdas de Tesla, desarrolladas bajo el llamado «proyecto Roadrunner», a través del cual la compañía ha tratado de desarrollar un sistema de producción que permita una fabricación masiva a un coste reducido.

Una de las cosas que más llama la atención de las nuevas celdas de Tesla es su tamaño, superior al de las 18650 y al de las 2170 empleadas actualmente en los vehículos de la compañía. Aunque la mayoría de especificaciones todavía se desconocen, Electrek sí que ha podido obtener algunas informaciones interesantes de estas celdas.

Para empezar, su diámetro es dos veces más grande que el de las 2170 de Panasonic, lo que equivale a multiplicar por cuatro su volumen. Al ser celdas de gran capacidad, Tesla logrará una interesante reducción de costes al emplear un menor número de carcasas y de conexiones por pack, una solución sencilla pero bastante ingeniosa. Además, el uso de un menor número de celdas permitirá un mejor aprovechamiento del espacio, aumentando por tanto la capacidad total de la batería.

Aparentemente estas celdas emplean el diseño de «electrodo sin lengüeta» patentado por Tesla a principios de año. Esta solución, que permite prescindir de las pestañas empleadas en el cátodo y en el ánodo para conectarse a los terminales de la carcasa, ayuda a reducir costes, simplifica la producción de las celdas, mejora el rendimiento y reduce la resistencia óhmica, ya que la corriente no tiene que ir de los electrodos a la lengüeta.

Por el momento no se sabe si la química de estas celdas se corresponderá con los recientes desarrollos del equipo de Jeff Dahn para Tesla. En cualquier caso, se espera que estas nuevas celdas y su revolucionario sistema de producción asociado permitan alcanzar una densidad energética superior, un coste inferior a los 100 dólares el kWh, y una vida útil de 1,6 millones de kilómetros.

Actualmente Tesla está construyendo una línea de producción piloto para fabricar estas celdas en Kato Road, Fremont. Además, la división Tesla Grohmann está desarrollando nuevas máquinas para su producción en masa basándose en lo aprendido con la línea de producción piloto. Aparentemente, este sistema de producción se estrenará en Giga Austin, siendo el primer modelo en recibir estas celdas la pick-up Cybertruck.

Fuente | Electrek

Relacionadas | Volkswagen realiza una interesante comparativa entre el ID.4 y el Tesla Model Y

Compártelo: