Tesla lleva meses probando las nuevas celdas 4680 en algunos de sus vehículos

Elon Musk ha confirmado que las nuevas celdas 4680 de Tesla llevan ya un tiempo siendo testadas en una serie de prototipos. Aparentemente, las pruebas en condiciones reales han estado realizándose desde hace varios meses; sin embargo, el ejecutivo no ha aclarado qué modelos han sido los elegidos para acoger por primera vez las nuevas celdas de la compañía.

Sin embargo, Musk sí que confirmó que por el momento las celdas producidas cuentan con cátodos ricos en níquel, los cuales en un principio solo se emplearán en el camión Semi y en la pick-up Cybertruck. Teniendo en cuenta que Tesla ha estado testando diversos prototipos de estos modelos en carretera abierta, parece muy probable que estos hayan sido los primeros en recibir las nuevas baterías.

Con todo, algunos rumores señalan que el primer modelo de la marca en recibirlas en realidad será el Model S Plaid, la versión más deportiva de la veterana berlina ejecutiva. De acuerdo con lo anunciado por Tesla, el vehículo será capaz de hacer el 0 a 100 km/h en menos de 2,1 segundos, de superar los 322 km/h de velocidad punta, y de alcanzar unos 837 km EPA de autonomía. Su lanzamiento está previsto para 2021.

El uso de las celdas 4680, más grandes que las 2170 de los Model 3 y Model Y, permitirá reducir los costes en un 14% (gracias, entre otras cosas, al menor número de carcasas y a la optimización de los procesos de producción) e incrementar la autonomía en un 16% (esto se logrará mediante un mejor aprovechamiento del espacio). Estas mejoras se verán complementadas con el uso de nuevas químicas en los cátodos y en los ánodos.

Las nuevas celdas emplean el diseño de «electrodo sin lengüeta» que Tesla patentó a principios de año. Esta solución permite prescindir de las pestañas empleadas en el cátodo y en el ánodo para conectarse a los terminales de la carcasa, lo que a su vez ayuda a reducir costes, simplifica la producción, mejora el rendimiento y reduce la resistencia óhmica.

Las celdas 4680 permitirán a Tesla una fabricación mucho más rápida y eficiente. Cada una de las nuevas líneas de producción llegarán a los 20 GWh anuales de capacidad, una mejora de hasta siete veces respecto a los procesos actuales, lo que posibilitará la creación de Terafábricas de tamaño notablemente inferior a las Gigafábricas actuales. Para 2022 Tesla quiere alcanzar una producción de 100 GWh anuales de estas nuevas celdas.

Relacionadas | El jefe de marketing de Volkswagen afirma que Tesla es «una marca de nicho para millonarios»

Compártelo: