Volkswagen presenta el ID.4, un SUV eléctrico con hasta 520 kilómetros de autonomía

La espera ha finalizado: tras numerosos adelantos, Volkswagen ha presentado hoy su primer SUV eléctrico, el ID.4. Este coche de carácter global (se fabricará y comercializará en los tres principales mercados mundiales: Europa, China y Estados Unidos) es el tercero del grupo alemán en asentarse sobre la plataforma modular eléctrica MEB, ya vista en los Volkswagen ID.3 y Skoda Enyaq iV.

Con 4,58 metros de largo, el modelo se sitúa a caballo entre los Tiguan (C-SUV) y Tiguan Allspace (D-SUV), si bien su espacio interior es equivalente al del segundo gracias al gran aprovechamiento que permite la plataforma eléctrica dedicada. El maletero por su parte cubica 543 litros, una cifra normal para un vehículo de su tamaño.

Estéticamente, el ID.4 sigue la línea de diseño iniciada por el ID.3, al que recuerda en aspectos como los faros o la bigotera LED que converge al logo de la marca. Sin embargo, marca distancias con su hermano pequeño mediante un frontal menos afilado y de aspecto más «bruto». En la línea lateral queda patente su naturaleza eléctrica gracias a su corto capó, a su amplia distancia entre ejes (2,77 metros) y a la suave caída del techo, que ayuda a mejorar su aerodinámica (Cx de 0,28).

Las llantas pueden ser de 20 o 21 pulgadas, mientras que los asideros de las puertas son escamoteables eléctricamente. En la trasera el protagonismo recae en unas ópticas LED 3D (las cuales incorporan detalles como las luces de freno en X) que se unen a lo ancho del portón mediante una llamativa banda luminosa. En el interior la atmósfera es muy similar a la del ID.3: sobria, minimalista y con la posibilidad de optar por un esquema cromático bicolor. Los principales protagonistas son la instrumentación digital y la pantalla central táctil de entre 10 y 12 pulgadas.

Por el momento Volkswagen solo ha presentado las ediciones especiales de lanzamiento 1st y 1st Max, asociadas a la variante mecánica Pro Performance (batería de 77 kWh útiles, motor eléctrico de 204 CV (150 kW) y 310 Nm asociado a un diferencial de deslizamiento limitado, tracción trasera), la cual es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 8,5 segundos, logrando una velocidad punta de 160 km/h. La autonomía de esta versión será de 520 km WLTP, y podrá cargar a 125 kW de potencia en corriente continua (recuperando 320 km en apenas 30 minutos).

Cuando la gama se complete, habrá disponibles dos baterías, una de 52 kWh y otra de 77 kWh. Inicialmente habrá cuatro versiones de tracción trasera: dos asociadas a la batería pequeña (de 147 CV y 170 CV) y otras dos a la batería grande (de 175 CV y 204 CV). En 2021 llegarán dos variantes con tracción total, asociadas exclusivamente al pack de 77 kWh: la estándar rendirá 266 CV, mientras que la deportiva GTX se irá a los 306 CV. En cuanto a la carga rápida, habrá tres opciones: el modelo básico estará limitado a 50 kW de potencia, aunque en opción podrá alcanzar los 100 kW, mientras las versiones de 77 kWh llegarán a los antes mencionados 125 kW.

En el apartado del equipamiento, encontraremos elementos como los faros Matrix LED IQ.Light interactivos, techo panorámico, apertura del maletero «manos libres», asientos con regulación eléctrica, calefacción y masaje, el Head-up Display con realidad aumentada, asistente vocal con reconocimiento del lenguaje natural (responde al comando «Hola ID.»), avisos visuales mediante una banda LED situada bajo el parabrisas, navegador Discover Pro, actualizaciones OTA, la app We Connect ID, etc.

Las ayudas a la conducción, aglutinadas bajo la denominación IQ.Drive, incluirán el asistente de aparcamiento, el control de crucero adaptativo, el aviso de salida del carril, la frenada de emergencia con asistencia en giros, el reconocimiento de señales de tráfico, el asistente de mantenimiento de carril, etc.

La batería de 77 kWh, refrigerada por líquido, pesará un total de 493 kg. Estará garantizada al 70% de su capacidad durante ocho años o 160.000 km. Otros aspectos interesantes serán la suspensión neumática adaptativa opcional, así como la capacidad del vehículo para remolcar hasta 1.000 kg de peso, una característica de la que el ID.3 carece.

Los ID.4 1st y 1st Max costarán en Alemania 49.950 euros y 59.950 euros antes de ayudas respectivamente, estando disponibles entre finales de noviembre y principios de diciembre. La gama estándar por su parte llegará a principios de 2021, si bien por el momento se desconoce el cronograma concreto para España.

Compártelo: