Los Tesla Model 3 y Model Y ahora equipan cristales laminados de serie, solucionando de raíz sus problemas de insonorización

Es por todos sabido que los coches eléctricos son muchísimo más silenciosos en su funcionamiento que los térmicos. Sin embargo, esto tiene contrapartida que, en muchas ocasiones, los ruidos aerodinámicos y de rodadura se hacen mucho más audibles para los pasajeros, lo que resulta molesto y disminuye el confort de marcha. Por ello, los fabricantes suelen cuidar especialmente el aislamiento en este tipo de vehículos para reducir este efecto al máximo.

Una de las principales críticas que recibió el Tesla Model 3 en el momento de su lanzamiento fue su ruido aerodinámico excesivo, un problema que se mitigó con la adición de un nuevo parabrisas… pero que ahora podría haberse solucionado por completo gracias al uso de cristales dobles en las ventanillas, una mejora recién introducida en su hermano, el Model Y.

Algunos usuarios ya han mostrado en Internet imágenes de la modificación. A pesar de que el Model Y apenas lleva fabricándose unos pocos meses, Tesla ha decidido introducir ahora esta esperada mejora. En las últimas semanas varios medios han señalado que el Model 3, que acaba de recibir un restyling, también ha pasado a equipar cristales laminados; sin embargo, por el momento este punto no ha sido confirmado ni desmentido por ningún usuario.

En caso de que así sea, es de esperar que la mejora llegue por igual a los Model 3 producidos en Fremont y en Giga Shanghái. En un principio los Model Y fabricados en Giga Berlín y en Giga Shanghái, previstos para el año que viene, también deberían contar con ventanillas laminadas desde el principio, además de con otras mejoras como una consola central más cualitativa similar a la del recién renovado Model 3.

Lo cierto es que el uso de cristales laminados no es algo nuevo en la industria, pues llevan décadas siendo empleados tanto por marcas generalistas como premium (sin ir más lejos, Renault ofrece esta opción en su modelo Talisman). En cualquier caso, es una forma relativamente sencilla de mejorar la insonorización de un vehículo, por lo que posiblemente el confort acústico de los Model 3 y Model Y haya ganado enteros.

Filtraciones de software recientes señalan además que Tesla podría estar ultimando una nueva suspensión neumática para los Model 3 y Model Y, la cual además estaría disponible en dos variantes: estándar y adaptativa. Esto debería permitir mejorar tanto el comportamiento dinámico como el confort de marcha de ambos vehículos. Todos estas modificaciones aparentemente buscarían reforzar el enfoque premium de los dos modelos más populares de la marca, justificando con ello su precio relativamente elevado frente a inminentes rivales generalistas como el Volkswagen ID.4.

Relacionadas | Tesla comienza a exportar el Model 3 fabricado en China a Europa

Compártelo: