El Volkswagen ID.3 logra cinco estrellas en los crash-test de EuroNCAP

EuroNCAP, el organismo europeo independiente que testa la seguridad de los automóviles vendidos en el viejo continente, acaba de probar el último lanzamiento de Volkswagen: el ID.3. Este compacto eléctrico, el primer modelo del grupo alemán asentado sobre la plataforma modular MEB del grupo alemán, ha sido también uno de los primeros vehículos en someterse a los nuevos test de EuroNCAP.

Los resultados son en gran parte los esperados: el ID.3 ha logrado alcanzar la máxima calificación posible, cinco estrellas. Si nos centramos en los porcentajes, veremos que el vehículo ha conseguido un 87% en protección de pasajeros, un 89% en protección de niños, un 71% en protección de peatones, y un 88% en asistentes de conducción.

El habitáculo de la unidad probada, un ID.3 Pro, se mantuvo estable durante la prueba de choque contra una barrera deformable, siendo la protección del pasajero buena en todas las áreas críticas del cuerpo. En el caso del pecho del conductor sin embargo se obtuvo una puntuación marginal. La protección de rodillas y fémures fue buena, y Volkswagen demostró niveles de seguridad similares para ocupantes de diversos tamaños sentados en diferentes posiciones.

En el test conta una pared rígida a todo lo ancho del frontal, la protección fue buena o adecuada en todas las zonas críticas. En las dos pruebas de choque lateral los resultados fueron correctos: contra una barrera deformable la protección fue buena en todas las áreas, mientras que contra un poste, un tipo de choque más severo, se obtuvo una puntuación marginal debido a la compresión en las costillas.

EuroNCAP hace hincapié en el uso de un airbag central que protege a los ocupantes delanteros de chocar entre sí durante un accidente, mejorando la protección de la cabeza de forma apreciable. Todos los asientos previenen adecuadamente el latigazo cervical, y el coche dispone de un sistema de emergencia que lo frena tras un accidente.

El capó y el parachoques delantero del ID.3 protegen correctamente la cabeza, la pelvis y las piernas de los peatones en caso de atropello; no así los pilares A. Los sistemas de frenada automática tuvieron un resultado marginal con peatones y adecuado con ciclistas. También se destaca el buen funcionamiento general del sistema de frenada de emergencia.

Relacionadas | Prueba Volkswagen ID.3: ¿un antes y un después en la historia de la marca?

Compártelo: