En solo 20 segundos, esta estación cambia la batería de un coche eléctrico

El sistema de cambio de baterías para coches eléctricos ha sido un formato que ha fallado en su primer intento. Pero China lo ha visto como una de las soluciones al miedo a quedarse sin autonomía, y una fórmula más para aumentar las ventas. Ahora el fabricante chino Aulton ha presentado la última generación de estaciones que llevan la operación a su mínima expresión en cuanto a tiempos.

Se trata de la cuarta generación de sus estaciones, que es capaz de sustituir la batería de un vehículo por otra cargada en apenas 20 segundos. Un tiempo realmente impresionante que permite incluso mejorar con solvencia los tiempos de repostaje de un coche con motor de combustión.

Gracias a esta nueva tecnología, Aulton espera poder dar un salto adelante en la expansión de su red de estaciones de cambio de batería, formada en la actualidad por 276 puntos, cada una con capacidad para atender entre 500 y 1.000 coches por jornada.

Ahora el plan de expansión supondrá la apertura de 5.000 nuevas estaciones de cambio de batería en 100 ciudades chinas hasta 2025, y poder servir de esa forma a un total de 2 millones de vehículos compatibles con su sistema.

Una red que se suma a la de NIO, con 158 estaciones en marcha, y también otro nuevo protagonista, Hangzhou, que acumula en sus primeros meses 94 estaciones.

Oferta que como vemos no parará de aumentar y que parece haber encontrado en los profesionales, como taxistas o servicios de car sharing, sus principales nichos, al mismo tiempo que ofrece una alternativa a los particulares que no tienen lugar donde cargar su coche, o aquellos que necesiten completar grandes desplazamientos con su vehículo.

Red que como vemos, no sólo crece en número sino que evoluciona en lo técnico con una nueva generación capaz de cambiar la batería de un coche eléctrico en cuestión de segundos.

Relacionadas | China creará estándares para los procesos de intercambio de baterías

Compártelo: