Nuevos detalles del Renault Clio ZOE, un coche eléctrico asequible que se asentará sobre la plataforma CMF-EV

Renault es a día de hoy y con mucha diferencia la marca más fuerte de Europa en el segmento B (utilitarios): el Clio es líder absoluto del sector, así como el segundo coche más vendido del viejo continente tras el Volkswagen Golf; los Captur y Dacia Duster coparon los dos primeros puestos de la categoría B-SUV en 2019; el ZOE se ha situado como el coche eléctrico más vendido del mercado en lo que va de 2020; y el Dacia Sandero se mantiene como el modelo más popular de Europa entre particulares desde hace varios años.

A pesar de que el nuevo director ejecutivo del grupo francés, Luca de Meo, quiere que el centro de masas de la compañía vire hacia el más rentable segmento C (compactos), su oferta en el segmento B no se descuidará. De acuerdo con un documento interno de Renault, uno de sus proyectos más importantes será la creación de una gama de utilitarios eléctricos asequibles fabricados en Francia.

«Entre otras cosas, debemos centrarnos en la plataforma CMF-B-EV, desarrollando una gama de vehículos eléctricos emblemáticos y rentables, a un precio de partida inferior a los 20.000 euros y producidos en Francia». ¿Qué es la arquitectura CMF-B-EV: una derivada eléctrica de la plataforma térmica CMF-B ya vista en los Clio, Captur y Sandero; o una versión más pequeña de la plataforma eléctrica dedicada CMF-EV, estrenada recientemente por el Nissan Ariya?

Aparentemente, la opción correcta es la segunda. Gilles Le Borgne, jefe de I+D del Grupo Renault, ha confirmado que se está desarrollando una versión más corta de la plataforma CMF-EV, cuya distancia entre ejes pasará de los 2,70 metros vistos en el prototipo Megane eVision a los 2,55 metros, dando lugar a un modelo de unos 4 metros de largo.

Este utilitario tendrá varias tareas dentro de la gama Renault: por tamaño será heredero del ZOE, mientras que por precio sustituirá al asequible Twingo Electric. A pesar de que no compartirá ni diseño ni plataforma con el Clio térmico, Renault mantendrá esta icónica denominación en su nuevo modelo, que saldrá al mercado como Clio ZOE (se rumorea que a partir de ahora Renault empleará la denominación ZOE para distinguir a sus modelos eléctricos, como hacen Hyundai y Volkswagen con sus submarcas IONIQ e ID).

El Clio ZOE se presentará a finales de 2024 y se lanzará al mercado en 2025, estando previsto que se produzca en la planta francesa de Douai. Se beneficiará de soluciones ya vistas en el Megane eVision como unas baterías estructurales ultra-finas, lo que le permitirá ofrecer un espacio interior destacado sin sacrificar la aerodinámica o el diseño exterior. Su principal rival será el Volkswagen ID.1, heredero del mítico Polo y también previsto para 2025.

Fuente | L’Argus

Relacionadas | Chollo a la vista. El Renault ZOE ZE 40 de ocasión ya baja de los 14.000 euros, con batería en propiedad

Compártelo: