España gastará 6.000 millones de euros de los fondos europeos en movilidad sostenible, segura y conectada

El Gobierno de España pretende movilizar 10.000 millones de euros de los fondos europeos, con el fin de reactivar el sector del automóvil. Este importe supone un 14% del presupuesto de la Unión Europea destinará durante tres años bajo la iniciativa «Next Generation UE«.

Durante la segunda reunión de la Mesa de Automoción que ha estado presidida por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto ha conformado que durante los tres próximos años:

«La prioridad del Gobierno es desarrollar un ecosistema de movilidad sostenible, inteligente, segura y conectada, reforzando la industria automovilística española, y apoyar su descarbonización, conectividad, 5G, infraestructura de recarga y vehículos alternativos, con el objetivo de que sea una palanca para la recuperación económica y social en los próximos años».

La estrategia de gasto de los fondos aportados por la Unión Europea abarca un periodo de tres años, en un plan que destinará la mayor cantidad de dinero a la movilidad sostenible y los entornos urbanos.

Hoja de ruta de la inversión

Durante los próximos años el gasto gubernamental de 10.000 mil millones de euros se apoyará en de tres pilares principales.

Inicialmente se pondrá en marcha un plan de choque para la movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos. Para abarcar estas políticas se destinarán 6.000 millones de euros.

Primer paso

Esta primera parte de la acción y uso de los fondos europeos consolidará una ambición del actual Gobierno que en más de una ocasión, desde Moncloa, ha manifestado la intención de crear zonas de bajas emisiones en todas aquellas poblaciones con más de 50.000 habitantes.

La creación de zonas de cero emisiones en las ciudades es una de las asignaturas pendientes en España comparado con otras naciones europeas. Este tipo de medidas son fundamentales para reducir las emisiones en los centros urbanos y fomentar la renovación del parque móvil.

Para conseguir completar este primer pilar es necesario potenciar el despliegue masivo de la infraestructura de recarga, que el ministerio califica como «clave para el impulso del vehículo eléctrico».

En la actualidad la carencia de una legislación y normativa clara, concisa y universal a nivel nacional, frena el desarrollo de la columna vertebral para el desarrollo adecuado de la movilidad cero emisiones.

El Gobierno pretende aprovechar con esta inversión el «efecto tractor» sobre la industria que el desarrollo de nuevas formas de negocio y aquellos derivados de la modernización del parque móvil por vehículos respetuosos con el medioambiente.

Segundo pilar

En un segundo lugar la hoja de ruta del ministerio se centra en el Hidrógeno renovable, sector que recibirá una inyección de 1.500 millones de euros. Esta apuesta pretende impulsar la reactivación económica derivada de la transición energética.

La iniciativa esta íntimamente ligada a otros ámbitos como el despliegue renovable, la movilidadsostenible y conectada o la rehabilitación energética. Sectores ligados con la descarbonización de la economía.

Último elemento de la estrategia

La última dotación presupuestaria de este plan, con menor cuantía que las anteriores, destina 1.200 millones de euros a la modernización del «ecosistema nacional de la industria de automoción.

El Gobierno con esta acción se muestra receptivo con la transformación que afecta a la industria del automóvil en su integración con el mundo digital.

La digitalización del sector y la conectividad derivada de la implantación de la tecnología 5G puede ser la oportunidad para mejorar la eficiencia energética de la cadena de valor.

Reacionados

Compártelo: