IONITY y Cepsa completan su primer corredor de carga ultra-rápida, que une Madrid y Barcelona

IONITY y Cepsa acaban de anunciar la inauguración de su primer corredor de carga ultra-rápida en España, formado por un total de cinco estaciones que cubren los 650 km que separan Madrid y Barcelona, las dos ciudades más importantes del país.  Todos estos puntos se sitúan en el entorno de la A2, y están construidos en estaciones de servicio ya existentes de Cepsa.

Además de estas cinco estaciones (situadas en Madrid, Zaragoza, Lérida y Barcelona), IONITY también opera otra instalación en Murcia. Por otro lado, la iniciativa europea se encuentra actualmente construyendo ocho localizaciones más en Asturias, Badajoz, Ciudad Real, Huelva, Lugo, Málaga, Navarra y Salamanca.

El objetivo de IONITY es cubrir las principales vías interurbanas del continente europeo con estaciones de carga ultra-rápidas para coches eléctricos situadas en ubicaciones clave. En el caso concreto de la península ibérica, se estima que para finales de 2021 ya habrá 35 estaciones operativas construidas en colaboración con Cepsa.

Los puntos de IONITY alcanzan un máximo de 350 kW en corriente continua, lo que permitirá a aquellos usuarios que cuenten con coches eléctricos capaces de acceder a potencias de carga elevadas recuperar autonomía de forma muy rápida. Las estaciones de IONITY solo emplean conectores CCS Combo 2, el actual estándar de carga rápida europeo.

Pierre-Yves Sachet, director Comercial y director de Crecimiento Estratégico de Cepsa, ha declarado lo siguiente durante la inauguración, que ha tenido lugar en la estación de servicio de la compañía en Campo de las Naciones (Madrid): «En Cepsa entendemos los desafíos que plantean el clima y la energía sostenible y queremos ser un actor relevante de la transición energética. Para ello, trabajamos cada día para encontrar nuevas formas de utilizar la energía para ponerla al servicio de las personas, las empresas y la sociedad en su conjunto».

«El gobierno español prevé que unos 5 millones de vehículos eléctricos circularán por las carreteras en 2030. Sin embargo, uno de los mayores obstáculos para la adopción de los vehículos eléctricos es la falta de una infraestructura de carga fiable y ultra-rápida. Nuestra misión es estar junto a los conductores de vehículos eléctricos actuales y futuros, ofreciendo una experiencia de carga ultra-rápida, fiable y sostenible.

Nos alegra poder colaborar con un socio tan importante en la península ibérica para expandir nuestra red. Este es otro paso importante para interconectar Europa y conseguir que los viajes de largo recorrido en vehículo eléctrico se conviertan en la nueva normalidad», añadió por su parte Allard Sellmeijer, Country Manager para España y Portugal de IONITY.

Relacionadas | El FIAT 500 eléctrico ya tiene precio en España: desde 24.900 euros

Compártelo: