Abre en Madrid el primer parking con capacidad para electrificar todas sus plazas

El primer parking con capacidad para electrificar todas sus plazas acaba de abrir sus puertas en la ciudad de Madrid. Situadas en la calle Juan Bravo 13 de la capital, las instalaciones cuentan con un total de 256 plazas con señalización de espacios libres distribuidas en tres plantas. La infraestructura eléctrica de 400 kW es en un principio más que suficiente como para llegar a ofrecer carga eléctrica en el 100% de ellas.

La primera planta del aparcamiento contará con 27 plazas, las cuales estarán dedicadas a los asociados al club de movilidad compartida Pick & Drive y a los abonados VIP del parking; mientras tanto, la segunda y la tercera planta, con 115 y 114 plazas respectivamente, estará destinada a los abonados estándar y a rotación por minutos.

Inicialmente el aparcamiento contará con un total 29 plazas electrificadas; sin embargo, poco a poco se irá incrementando dicha cifra en base al progresivo aumento de la demanda. Además, este será el primer parking en tener una plaza reservada para Personas con Movilidad Reducida dotada de un punto de carga para coches eléctricos.

Por otro lado, la tercera planta de este aparcamiento dispondrá también de un lavabo ecológico capaz de reducir al máximo el consumo de agua, el cual entre otras cosas empleará productos respetuosos con el medio ambiente. Con esta medida, el parking ofrecerá la máxima sostenibilidad posible a su cartera de clientes.

Tanto los abonados como los clientes de rotación por minutos dispondrán de plazas adaptadas al tamaño de sus automóviles. Así, las necesidades de cada usuario serán cubiertas, tenga un automóvil pequeño o grande, o incluso si necesita un espacio extra para coche y moto u otro medio de transporte alternativo. Además, el equipo encargado de la gestión del parking está abierto a realizar convenios con entidades, restaurantes, clínicas y comercios dentro de su área de influencia.

Relacionadas | Ayudas para el fomento de la movilidad cero emisiones en Madrid: ¿merece la pena achatarrar un coche viejo a cambio de un bono ambiental?

Compártelo: