Amazon presenta a Zoox y su vehículo autónomo Nivel 5 con superbatería

La startup estadounidense especializada en conducción autónoma y controlada por el gigante de la distribución online Amazon, acaba de presentar su primer robotaxi. Un auténtico vehículo autónomo pensado para áreas urbanas densamente pobladas y dotado de una batería de enorme capacidad.

El nuevo Zoox, a la falta de conocer el nombre de esta interesantísima solución, carece de puesto de conducción debido a que, simplemente, no necesita conductor, volante, pedal de freno, acelerador y resto de elementos de un coche tradicional.

Frente a las opciones actuales en circulación de Waymo, o el prometido millón de robotaxis de Elon Musk para finales de 2020. Zoox presenta un auténtico concepto pensado para el transporte de personas, no un coche convertido en robotaxi.

Este vehículo autónomo mide apenas 3.63 metros, lo que le permite moverse con gran soltura en el caótico tráfico de las grandes urbes. Por si su tamaño fuera poca ventaja, cuenta con cuatro ruedas directrices lo que multiplica las posibilidades de maniobras y estacionamientos.

El tamaño del Zoox no debe llevar a engaños puesto que es capaz de llegar a los 120 km/h gracias a sus dos motores eléctricos que proporcionan tracción a las cuatro ruedas.

Con la seguridad «5 estrellas» en mente

Dentro del habitáculo pueden viajar cuatro adultos perfectamente con gran confort. La distribución de las plazas en de dos filas de asientos, de dos plazas, enfrentados el uno con el otro, lo que favorece un entorno más sociable en cada desplazamiento.

Cada asiento cuenta con bases de carga inalámbrica para dispositivos móviles, con pantallas donde controlar las funciones de los mismos o interactuar con los elementos del vehículo eléctrico, como la luminosidad interna, temperatura, etc.

Los elementos de seguridad han sido cuidados al máximo. La compañía ha desarrollado un sistema de airbag capaz de proteger a los cuatro ocupantes, independientemente del sentido de marcha en el que viajen.

La seguridad en ruta del robotaxi chore a cargo de su sistema de conducción autónoma de nivel 5 que cuenta con cuatro puntos externos, situados en las esquinas superiores, donde se ubican sensores lidar, radar y cámaras, que le aportan una visión del entorno con una campo de visión de 270 grados desde los cuatro extremos del vehículo.

«El diseño del vehículo tiene más de 100 innovaciones de seguridad que no aparecen en los automóviles convencionales, incluido un nuevo sistema de airbag para vehículos bidireccionales y asientos de carro que envuelve a los pasajeros, que equivale a protecciones de seguridad contra choques de cinco estrellas para los cuatro asientos. Los vehículos utilizan una arquitectura de sensor única de cámaras, radar y LIDAR para obtener un campo de visión sin igual de 270 grados en las cuatro esquinas del vehículo, eliminando los puntos ciegos típicos y permitiendo que el vehículo rastree constantemente los objetos junto a él y detrás de él, incluidos peatones, ciclistas y otros usuarios de la carretera».

Zoox

Autónomo y con con control remoto

Cada robotaxi puede ser pilotado en remoto desde el centro de operaciones de Zoox, desde el que pueden hablar con los ocupantes en tiempo real. La compañía asegura que su coche, aún sin nombre, alcanza el nivel 5 de autonomía.

La startup ha confirmado que están probando estos vehículos autónomos en San Francisco, Las Vegas y Foster City. La idea de este proyecto es competir con Lyft y Uber a partir de 2022.

Superbatería

El vehículo de Zoox cuenta con una batería de 133 kWh, una de las más grandes disponibles hasta el momento en cualquier coche eléctrico. Con semejante pack de baterías la compañía anuncia que este robotaxi puede funcionar ininterrumpidamente hasta 16 horas continuas con una sola carga.

La compañía no ha desvelado la autonomía en kilómetros de su nueva propuesta.

Jesse Levinson, director de tecnología y cofundador de Zoox, añade algunos datos sobre la seguridad del vehículo: «La seguridad es la base de todo lo que hacemos. Construir un vehículo desde cero nos ha dado la oportunidad de reimaginar la seguridad de los pasajeros, pasando de medidas reactivas a medidas proactivas. Estas incluyen nuevas características de seguridad como nuestro diseño de airbag, hardware redundante en todo el vehículo, una arquitectura de sensor única y una pila de IA personalizada que detecta y mitiga los riesgos potenciales. Nuestro vehículo ha pasado las principales pruebas de choque de FMVSS, y seguimos buscando nuevas e innovadoras formas de proteger a nuestros pilotos y a otros en la carretera«.

Compártelo: