Cuando pruebas un eléctrico no hay vuelta atrás. Menos del 1% de los conductores prefieren volver a la gasolina o al diésel

Una nueva encuesta pone en evidencia la tremenda firmeza de convicción que muestran los usuarios del vehículo eléctrico a la hora de expresar su satisfacción con la nueva movilidad cero emisiones. Desde Reino Unido llegan los resultados de las opiniones de los usuarios del servicio Zap-Map.

A través de esta aplicación los conductores pueden localizar y actualizar los puntos de carga de coches eléctricos tanto en el Reino Unido como en Irlanda; con asesoramiento, ayuda y herramientas sobre puntos de carga y vehículos eléctricos.

La nueva encuesta lanzada desde la plataforma a la comunidad de conductores de vehículos eléctricos (BEV) de Zap-Map, ha revelado que más del 90% de los conductores no reemplazarían su vehículo eléctrico actual por un vehículo de gasolina o diésel.

Los modelos de coches eléctricos que recibieron mayor indice de satisfacción entre los encuestados han sido: Volkswagen ID.3, Kia Niro Plug-in Hybrid y la berlina BMW Serie 3 (todos 100%); Tesla Model 3 (96%); Kia e-Niro (96%); y el Hyundai KONA eléctrico (94%). Casi todos los modelos, incluidos los populares como el Renault ZOE (92%) y el Nissan Leaf (90%), también lograron altos niveles en las cifras de puntuación de los usuarios.

Negativa a volver a los ICE

La encuesta se llevó a cabo durante el mes de noviembre de 2020 con más de 2.000 encuestados. El 91 % dijo «no gracias« ante la opción de reemplazar su vehículo eléctrico por un coche de combustión interna (ICE) de gasolina o diesel.

De entre todos los encuestados, menos del 1% anhelaba un retorno a los combustibles fósiles, mientras que el 8% restante se mostraba inseguro antes esta opción.

La mayoría de los que han tomado parte en el estudio eran nuevos conductores de vehículos eléctricos. Un 73% declaró que su vehículo actual era su primer coche eléctrico. El 52% de la muestra habían realizado la compra de su vehículo eléctrico durante ultimo año.

Melanie Shufflebotham, cofundadora de Zap-Map, identifica los retos pendientes de la industria para favorecer el cambio hacia la nueva movilidad: «El desafío para la industria automotriz es aprovechar las oportunidades que presentan los vehículos eléctricos, no solo en términos de la gama en rápida expansión, sino también para garantizar que el personal de ventas esté lo suficientemente informado como para presentar los beneficios a sus clientes«.

Los datos muestran el abrumador impacto positivo de la experiencia al volante de un coche eléctrico, tras años a los mandos acostumbrados a los ICE alimentados por combustibles fósiles, más ruidosos, ineficientes, que contribuyen al aumento de las emisiones de CO2 y NOx altamente dañinas para las personas y el medioambiente.

Shufflebotham, recalca como «nuestra última encuesta muestra el fuerte y duradero impacto del cambio a un coche limpio. La evidencia a favor de los vehículos eléctricos se vuelve más convincente con cada una de nuestras encuestas, incluso en un año tan disruptivo como 2020″.

Fuente | Zap-Map

Compártelo: