El problema de las ayudas en España: el Plan Renove finaliza con más de 200 millones de euros sin adjudicar

El Plan Renove de ayudas a la compra de vehículos no se prorrogará. Así lo ha confirmado el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que pondrá fin al programa este mismo jueves 31 de diciembre con más de 200 millones de euros sin adjudicar: hasta ahora solo se han solicitado 37,73 millones de euros de los 250 millones presupuestados; es decir, un 15,1% del total.

Alrededor de 26,67 millones de euros han sido solicitados por particulares o entidades sin ánimo de lucro. Los otros 11,06 millones se han correspondido con empresas o autónomos. La inmensa mayoría de ayudas han ido destinadas a la compra de turismos (26,11 millones de euros), mientras que autobuses y camiones (7,66 millones de euros), furgonetas (2,07 millones de euros) y motocicletas (1,88 millones de euros) han sido mucho más minoritarios.

Inicialmente el Gobierno se planteó prorrogar el programa para compensar la subida fiscal en el Impuesto de Matriculación; sin embargo, finalmente se ha tomado la decisión de discontinuarlo ante su fracaso para renovar el parque automovilístico español con modelos más modernos y sostenibles. A cambio, el Ministerio de Transición Ecológica ha abierto el periodo de consultas previas para el Plan de impulso al vehículo eléctrico, que en 2021 contará con un presupuesto de 1.100 millones de euros procedente de los fondos de recuperación europeos.

En 2020, los compradores españoles podían acceder a dos planes de ayudas distintos: el Plan Renove y el Plan MOVES, el último de ellos específico para vehículos eléctricos. Sin embargo, varios problemas han lastrado su rendimiento. Para empezar, la complejidad en la tramitación de las ayudas (la solicitud corre a cargo del beneficiario y no del concesionario, los particulares tienen que contar con certificado electrónico, etc) y la baja cuantía de las ayudas del Plan Renove para vehículos con pegatina C han provocado que los usuarios prefirieran decantarse por el mercado de segunda mano.

En el caso del Plan MOVES, uno de los principales problemas ha consistido en que cada Comunidad Autónoma ha sido la encargada de gestionar las ayudas para su región, por lo que cada una las ha activado cuando ha considerado conveniente (en muchos casos, en los últimos compases del año). De hecho, al cierre de 2020 hay incluso una Comunidad Autónoma que no se ha acogido al plan: Murcia.

Esta situación contrasta con el éxito de programas de ayudas como el italiano, que ha sido renovado recientemente de cara a 2021 con casi todos los fondos presupuestados inicialmente agotados. Una de las ventajas del bonus de hasta 10.000 euros de Italia es que es común para todo el territorio nacional, garantizando el acceso a las ayudas a toda la población independientemente de su región de residencia.

Además, recientemente la Comisión de Balance de la Cámara italiana ha decidido permitir a los ciudadanos con un ISEE (Indicador de la Situación Económica Equivalente) inferior a 30.000 euros acceder a un descuento de hasta el 40% en la compra de un coche eléctrico de hasta 36.600 euros (IVA incluido) y con una potencia inferior a los 150 kW (204 CV) sin necesidad de entregar un coche para el desguace.

Relacionadas | Los récords de la eólica disparan la producción de energía renovable en España

Compártelo: