La conducción autónoma FSD de Tesla ya es capaz de superar una de calles más tortuosas del mundo. (Vídeo)

Hace apenas un mes que la versión beta del software, que debe convertir a los coches eléctricos de Tesla en vehículos autónomos, llegó a los primeros betatester. Para poner a prueba la conducción autónoma de su Model 3, un youtuber probó su coche en una de las calles más estrechas y sinuosas del planeta. La famosa Lombard St ridiculizó al Autopilot en su primer intento. Ahora cinco actualizaciones y un mes más tarde ha llegado la hora de la revancha.

El conocido youtuber Tesla Raj, nada más tener disponible en su Tesla Model 3 la beta de la conducción autónoma (FSD), decidió probar sus capacidades contra una de las calles más famosas de San Francisco.

La ciudad de la costa Oeste de los Estados Unidos se caracteriza por sus largas calles donde los desniveles y las pendientes, aporta un rasgo único y diferenciador. Si hay una calle que llama la atención de la ciudad cuna de la alta tecnología es Lombard St, una tortuosa y estrecha calle donde los conductores tienen que estar muy atentos en cada giro.

Si la circulación por la famosa calle es de por sí delicada, para un sistema autónomo recorrer la secuencia de ese cerradas cuesta abajo es una prueba de fuego a la hora de conocer las verdaderas capacidades de un coche realmente capaz de conducir por si mismo.

Primer intento fallido

Lombard St, puede recordar a la Cuesta De la Vega de la ciudad de Madrid, aunque la primera es más tortuosa puesto que no hay tramos rectos, al ser curva y contra curva de principio a fin.

El primer intento resultó un auténtico desastre para la recién estrenada conducción autónoma. El FSD se mostró muy torpe y Raj no pudo completar el recorrido sin intervenir repetidamente, tomando el control del coche eléctrico.

En su prueba inicial el sistema se mostró indeciso y extremadamente lento a la hora de recorrer la calle. De hecho, en las imágenes aéreas se muestra la pequeña cola que provocó el Model 3 que procedía a una velocidad extremadamente baja durante el descenso.

Segundo Asalto

La calle Lombard está llena de trampas para un sistema autónomo. Esta vía carece de lineas sobre la calzada y, pese a ser de una sola dirección, es muy estrecha con giros que parecen sacados de un puerto de montaña de los Alpes.

Por si esto fuera poco, las casas poseen accesos directos que salen de la misma calle, por lo que un coche y hasta un conductor que no conozca la zona, puede tomar la entrada a una vivienda como parte de la calle. De hecho, esto mismo le ocurre inicialmente al youtuber en varios intentos.

Finalmente, un mes más tarde y cinco actualizaciones de software después, el Tesla Model 3 logra superar a mayor velocidad y sin intervención humana la desafiante calle. Este segundo experimento no está lleno de inconvenientes por parte del probador, incluidos los despistes del coche con los accesos a las viviendas adyacentes a la calle.

Hay que recordar que el FSD aún esta en su versión beta inicial y que queda por delante un gran desarrollo por la marca de Palo Alto.

De todas formas, las evoluciones vistas recientemente por los propietarios elegidos para probar el Autopilot más evolucionado de Tesla demuestran la rápida evolución de la capacidad de conducción autónoma que, en 2021, sufrirá un avance sin parangón a medida que más y más usuarios tengan disponible el FSD en sus vehículos, incluidos los propietarios europeos.

Elon Musk recientemente anunció que el FSD beta llegará próximamente a Europa dando la oportunidad a los conductores de Noruega de probar y disfrutar de esta capacidad en sus vehículos. Todo esto gracias a una legislación del país que favorece la evolcuoon de unos sistemas que están llamados a ser el futuro de la movilidad.

Más sobre el FSD en ForoCochesEléctricos

Compártelo: