El Ministerio del Interior comunica a los propietarios la llamada a revisión del Hyundai Kona Eléctrico

Esta semana están llegado a los propietarios de los Hyundai Kona Eléctrico afectados una carta del Ministerio del Interior donde, a través de la Dirección General de Tráfico, se traslada la notificación de Hyundai Motor España que llama a revisión a su exitoso crossover tipo SUV 100% eléctrico.

Durante esta semana FCE publicaba la cancelación de ventas del Hyundai Kona Eléctrico en Corea del Sur, al tiempo que se informada sobre los problemas de sobrecalentamiento de la batería y en el sistema de frenada presentados en el país por ciertas unidades del crossvoer.

En Corea del Sur, los problemas con las unidades que sufrieron incendios han provocado una llamada a revisión para realizar actualizaciones de software y reemplazar la baterías después de realizar las inspecciones necesarias. El total de vehículos a revisar es de 25.564 automóviles construidos entre septiembre de 2017 y marzo de 2020.

Además de los problemas con el SUV cero emisiones, Hyundai también ha llamado a revisión un total de 50.864 coches Kona Eléctrico y Nexo de pila de combustible en Corea del Sur, debido a los defectos encontrados en su los sistemas de frenado electrónico.

La revisión anunciada para España indica que parte de las unidades destinadas al mercado europeo fabricadas dentro de un periodo de tiempo inferior, con respecto a la revisión lanzada en Corea del Sur, se han toma en consideración para verificar que no presenten los problemas detectados en otros continentes.

Llega la llamada a revisión a España

FCE ha tenido acceso a una de las cartas que están llegando a los propietarios del popular SUV, remitidas desde el Ministerio del Interior.

La notificación consta de dos hojas, la primera remitida desde la Dirección General de Tráfico (DGT), organismo que depende de Interior, donde se indica el número de bastidor del coche afectado adjuntando la carta de Hyundai Motor España.

El comunicado del fabricante coreano firmado por el Departamento de Postventa indica:

Estimado cliente:

En los controles exhaustivos sobre la calidad de los vehículos comercializados por Hyundai se ha detectado una anomalía que en determinadas circunstancias podría afectar a la seguridad vial. En concreto, en algunos vehículos del modelo Kona, fabricados el 31 de enero de 2018 y el 20 de marzo de 2020, un posible defecto en la batería de alto voltaje podría causar, en circunstancias excepcionales, un sobrecalentamiento de la misma. Adicionalmente, en el caso de detectarse algún fallo en el sistema de frenado del vehículo, el pedal de freno podría verse afectado por un endurecimiento del mismo. Por este motivo, nos ponemos en contacto con usted. Con el fin de informarle de la necesidad de que su vehículo sea inspeccionado de forma totalmente gratuita, en cualquier punto de nuestra Red Oficial de Talleres Autorizados Hyundai.

Por favor, contacte con el taller autorizado que más le convenga y solicite una cita para poder llevar a cabo la intervención descrita. Se trata de una operación que se efectúa en 80 minutos en la mayoría de los casos. Le rogamos presente esta carta a la recepción de su vehículo en el taller.

Si necesito hacer una consulta o precisa información adicional le rogamos contacte con un taller autorizado Hyundai o bien con nuestro Departamento de Atención al Cliente a través del teléfono 900 622 110.

Lamentamos los inconvenientes que esta campaña pudiera ocasionarle y agradecemos de antemano su colaboración.

Puesto que los primeros Hyundai Kona Eléctricos llegados a España durante el último trimestre de 2018 fueron fabricado en Corea del Sur, al igual que las unidades afectadas en Canada y en el propio país asiático, parecía lógico que se realizara la misma revisión que la acometida en el país donde el fabricante tienen su sede.

Las primeras unidades llegadas a España han tenido en los primeros meses, según informa un propietario de las unidades matriculadas al inicio de la comercialización a nivel nacional, una actualización de software y un cambio del cierre de la tapa de la toma frontal de carga, que realizaba independientemente de que esta fallara o no.

En ningún caso estas campañas representaban un problema para la seguridad vial, entrando dentro de las revisiones comunes que puede tener cualquier vehículo.

Todo comprobado en hora y media

La revisión de los Kona Eléctricos vendidos en España será bastante rápida en cuanto a su diagnóstico, puesto que la marca asegura que no llevará más de 80 minutos en total. En ese tiempo el concesionario debe verificar que la unidad revisada no presente ningún problema tanto a nivel de batería, como en el sistema de frenos.

En caso de que se deban acometer algún tipo de reparación o cambios de batería se entiende que el tiempo de la reparación será más elevado. También se desconoce el tiempo estimado y el procedimiento para reemplazar, en caso de ser necesario, la batería del vehículo.

Este último procedimiento es poco habitual y requiere una serie de maquinaria, útiles y protocolos que puede que no estén a disposición de todos los concesionarios inicialmente.

Además, se desconoce el tiempo de espera para poder efectuar un hipotético cambio de la batería, debido principalmente a la capacidad por parte del fabricante de suministrar este elemento clave y nada económico del vehículo eléctrico.

El caso canadiense

La notificación actual que acaba de llegar a España implica un problema potencialmente serio para la seguridad vial y de las personas. Uno de los primeros casos reportado por los medios que afecto a un Kona Eléctrico sucedió en julio de 2019 en Montreal, Canadá.

Estando estacionado en una vivienda particular, el crossover coreano protagonizó «una explosión» como describió los hechos el propietario del SUV eléctrico a la cadena CBC News. «Mi primer instinto fue salir y correr afuera para no tener que abrir puertas y alimentar el fuego».

Piero Cosentino, que así se llama el dueño del Kona Eléctrico que se incendió en su garaje, tras darse cuenta de lo ocurrido comenzó a combatir el fuego con la ayuda de una manguera de jardín mientras esperaba a los bomberos. La explosión el coche destrozó su garaje, haciendo volar la puerta de este hasta el otro lado de la calle.

Fuente: CBC News Canadá

Finalmente fueron necesarios unos 30 personas para extinguir el incendio, desde el Departamento de Bomberos de Motreal se indicó que no se había encontrado ninguna causa ajena que pudiera haber provocado el fuego, quedando el Kona Eléctrico como potencial causante del mismo.

La decisión de Hyundai de revisar todas las unidades producidas entre el 31 de enero de 2018 y el 20 de marzo de 2020, también en España, muestra un compromiso por la seguridad y una voluntad por resolver los problemas detectados.

Según informa Hyundai la inspección del vehículo eléctrico no tendrá coste económico alguno para el cliente.

Compártelo: