El nuevo Tesla Roadster retrasado otra vez hasta 2022

Los clientes que reservaron el nuevo Tesla Roadster deberían llevar dos años disfrutando de uno de los vehículos más rápidos del plantea. Lamentablemente, el superdeportivo presentado por sorpresa al tiempo que el Tesla Semi sufre un nuevo retraso.

Elon Musk ha confirmado vía Twitter que el targa eléctrico de la marca con sede en California llegará al mercado el próximo año, puesto que en la actualidad aún se encuentra en fase de ingeniería.

Según Musk el coche que debía acelerar de 0 a 100 km/h en dos segundos o menos, aún se encuentra en la fase de finalización de la ingeniería previa a producción. Por este motivo, la producción no dará comienzo hasta el próximo año.

El objetivo de Tesla pasa por terminar todos los detalles del modelo de producción para finales de verano, de forma que se pueda implementar la línea de producción de la que saldrán las primeras unidades en 2022.

Parte cohete parte coche eléctrico

La llegada de las nuevas versiones del Model X y, especialmente, el Model S Plaid+ capaz de acelerar de 0 a 100 en menos de 2.1 segundos, impulsado por tres motores con vectorización de par.

Sus 1.100 CV de potencia hacen que el Roadster tenga que ofrecer algo más ante las impresionantes prestaciones de un coche ‘familiar’ de cinco plazas.

Aprovechando los rumores y filtraciones de Musk que anunciaba un Tesla Roadster ‘versión’ Space X, dotado de auténticos thrusters, el tema vuelve a la actualidad para diferenciar a su deportivo de uno de los sedanes más rápidos de la historia del automóvil.

¿El primer roadster volador?

Hace dos años el dirigente de origen sudafricano, aseguraba que el Roadster utilizaría un sistema de propulsión a base de gas frío con tecnología de Space X, mediante un sistema de aire de ultra alta presión. Este estaría almacenado en un recipiente a presión ocupando el espacio reservado para los dos asientos traseros.

Esto será posible gracias al paquete de opciones Space X reservado para la versión especial del nuevo Tesla Roadster.

Este sistema podría incluir aproximadamente de diez pequeños propulsores de cohetes situados alrededor del automóvil. Gracias a este sistema a base de cohetes se pueden mejorar drásticamente la aceleración, velocidad máxima, frenado y paso por curva. Esta tecnología podría permitir al Roadster volar según Musk.

Este asunto ha vuelto en enero de 2021 a la palestra a través de la red social gracias a la cual a Tesla le sale gratis la publicidad de la mano de los tuits de Musk.

El coche mitad cohete se diferenciará de la berlina de 1.100 CV, con la que compartirá su tren motriz de tres motores y par vectorial, por su capacidad de ‘volar’ un poquito según Elon Musk.

Por el momento y hasta que el Rodaster se haga realidad lo que vuela de verdad son las esperanzas de sus futuros propietarios, ante el enésimo retraso del deportivo más radical planteado por Tesla hasta la fecha.

Compártelo: