El Suda SA01, un coche eléctrico asequible de origen chino que ya se vende en Europa, decepciona en los crash-test del ADAC

El Suda SA01 es un sedán eléctrico de origen chino que lleva ya unos meses a la venta en Alemania. Este modelo de orientación abiertamente low-cost cuenta con un motor de 109 CV (80 kW) que le permite alcanzar una velocidad punta de 134 km/h. Gracias a sus baterías de 39,5 kWh de capacidad homologa una autonomía de 200 km WLTP.

El principal atractivo del Suda SA01 reside en su precio: en el mercado alemán parte de los 18.990 euros, una tarifa que tras aplicar las correspondientes ayudas concedidas por el gobierno queda por debajo de los 10.000 euros. Dicho de otra forma, estamos hablando de cifras más cercanas a las de un urbano como el Volkswagen e-up! que a las de una berlina.

Sin embargo, esto se logra mediante un claro ahorro de costes en apartados como la seguridad, donde equipamientos como los airbags, los pretensores de los cinturones de seguridad, el ESP, la frenada automática de emergencia o el apagado automático de la red de alta tensión en caso de accidente están ausentes. Algo que, como es evidente, tiene sus consecuencias a la hora de pasar un crash-test.

El ADAC ha sometido al Suda SA01 a una serie de pruebas de choque en las que ha quedado demostrado el pobre rendimiento del vehículo a la hora de proteger a sus ocupantes. En una colisión frontal a 64 km/h, el volante golpea con fuerza la cabeza y el pecho del conductor, mientras que el copiloto recibe daños en rodillas y muslos.

Pero no solo la seguridad pasiva es una asignatura pendiente para la berlina china, pues durante la prueba de esquiva a 70 km/h el vehículo pierde el control por carecer de ESP. El ADAC también se muestra decepcionado por la elevada distancia de frenado y por la pobre calidad constructiva exhibida por el vehículo.

El Suda SA01 se vende en Europa con la homologación correspondiente a vehículos producidos en series limitadas, la cual es más laxa en el apartado de la seguridad. Al comercializarse en bajos números, este modelo no está obligado a cumplir con los requisitos de seguridad que sí se piden a otros turismos. Dicho de otra forma, si el Suda SA01 hubiera sido homologado como un automóvil convencional, no podría venderse en Europa.

Relacionadas | Las entregas del Dacia Spring comenzarán en septiembre de 2021, pero se podrá probar a partir de febrero

Compártelo: