Un ejemplo de la normalización de la recarga en las estaciones de servicio de la mano de Enel X

Desde Italia llega una noticia interesante para la normalización del uso del coche eléctrico. Hasta ahora, la mayoría de puntos de carga se encuentras ubicados más dónde se puede, que donde se debe, debido a la resistencia de los grandes operadores a abrir sus espacios a la movilidad cero emisiones, así como la múltiple burocracia y trabas a las que se enfrentan los operadores a la hora de la instalación de un punto de carga en el territorio español.

Ahora, en el país transalpino la empresa energética Enel X y la red de gasolineras IP han anunciado un acuerdo para crear una red de estaciones de carga ultrarrápida para coches eléctricos.

Este proyecto permitirá la instalación de puntos de recarga en las propias áreas de servicio de IP. De esta forma se comienza a establecer la esperada normalidad con la que se reconvierten los viejos centros de repostaje de coches de combustión interna (ICE), en áreas compatibles con la movilidad cero emisiones.

Las gasolineras ocupan a lo largo del territorio de los países de la Unión Europea, posiciones estratégicas en las principales carreteras que resultaba prácticamente inaccesibles para los operadores de la red de recarga de vehículos eléctricos.

El acuerdo firmado en Italia arranca con tres estaciones de servicio plenamente operativas, las gasolineras actualizadas cuentan con puntos de carga capaces de llegar hasta los 350 kW. Las ubicaciones disponibles en el país transalpino son las áreas de servicio IP de Peschiera del Garda (Verona), Zanica (Bergamo) y Biandrate (Novara).

A lo largo del presente año se irán sumando más estaciones para llegar a siete áreas de servicio completamente adaptadas a la movilidad, tanto térmica como eléctrica.

Esta iniciativa ha sido bautizada como proyecto “E-VIA FLEX-E”, y está cofinanciado por la Comisión Europea. Entre los socios de esta iniciativa se encuentras empresas como el Grupo Renault, Ibil, Nissan, EDF, Enedis y Verbund.

España dentro de los planes de expansión

Esta iniciativa no es exclusiva de Italia, puesto que este plan de acción también se extenderá a Francia y España.

En el país galo se actualizarán dos áreas de servicio. En el caso de España, la apuesta doblará la francesa, con cuatro áreas que se convertirán a proveedores de energía eléctrica para coches eléctricos.

La colaboración con IP es una demostración más del compromiso de Enel X de promover la expansión de la movilidad eléctrica en todo el país«, con estas palabras Francesco Venturini, CEO de Enel X, deja clara la apuesta por la movilidad eléctrica de la compañía.

«La creación de una red de estaciones ultrarrápidas que permite una recarga aún más rápida es esencial para fomentar los viajes de larga distancia en automóvil, incluidos los viajes internacionales «, ha añadido Venturini.

Las palabras del CEO de Enel X refuerzan el mensaje lanzado desde IP, donde su presidente Ugo Brachetti Peretti enfatiza cómo “al activar los puntos de recarga ultrarrápidos a lo largo de los corredores de carreteras suburbanas hacemos dos cosas importantes, favorecemos el crecimiento del mercado de coches eléctricos, garantizando recargas en cortos tiempos y ampliamos la oferta de distribuidores, que aún representan una infraestructura estratégica sobre la que construir la transición hacia la sostenibilidad”.

Por el momento no ha trascendido más información sobre las ubicaciones previstas para España, ni la bandera de las áreas de servicio donde se ubicarán los puntos de carga de Enel X, así como la potencia final de estos.

Compártelo: