Waymo afirma que el Autopilot de Tesla no será capaz de alcanzar la conducción autónoma completa

Durante una reciente entrevista, el director ejecutivo de Waymo, John Krafcik, se ha mostrado muy crítico con Tesla, a la que no considera rival de la división de conducción autónoma de Google. De acuerdo con el directivo, la firma de Elon Musk está desarrollando lo que considera un «sistema de asistencia al conductor realmente bueno», no un sistema verdaderamente autónomo.

Krafcik defiende que el Autopilot de Tesla obliga a que el conductor interactúe con el volante en todo momento, mientras que Waymo pide a los pasajeros de sus vehículos autónomos que no toquen el volante durante los trayectos. Además, también critica la decisión del fabricante de automóviles eléctricos de renunciar al uso de sensores LiDAR.

«Es un error pensar que se puede seguir desarrollando un sistema de asistencia al conductor hasta que un día se salte mágicamente a un sistema de conducción totalmente autónomo. En términos de robustez y precisión, por ejemplo, nuestros sensores son varios órdenes de magnitud mejores que lo que vemos en otros fabricantes«.

Tesla actualmente se encuentra en plena etapa de lanzamiento de la beta del sistema FSD (Full Self-Driving), una evolución del Autopilot que sobre el papel debería ser capaz de ofrecer a sus clientes una experiencia de conducción totalmente autónoma en cualquier tipo de vía. Gracias a este asistente, Tesla también tiene el objetivo de ofrecer un servicio de robotaxis en el futuro.

«Permítanme parafrasearlo así: si equipamos un Chrysler Pacifica o un Jaguar I-Pace con nuestros sensores y sistemas, no cuestan más que un Mercedes-Benz Clase S moderadamente equipado. [Este coste se aplica] a todo el conjunto, incluido el automóvil». Es interesante recordar que a día de hoy Waymo tiene tratos con los grupos Jaguar Land Rover y Stellantis para el suministro de automóviles.

Por el momento Waymo no tiene planes para comercializar sus vehículos autónomos entre particulares, si bien la empresa se muestra abierta a ofrecer un servicio de suscripción paralelo a su flota de taxis autónomos. Aunque algunos expertos creen que la tecnología de conducción autónoma es demasiado cara para su adopción masiva, Krafcik desmiente este punto. «Los costes de la tecnología están muy sobreestimados, al menos en nuestro caso».

Relacionadas | Tras su última bajada de precio, el Tesla Model 3 SR+ ahora cuesta 42.990 euros en Alemania y 43.830 euros en Francia

Compártelo: