Hyundai tendrá que cambiar todas las baterías del Kona eléctrico por culpa de los incendios

La prensa coreana está informando que mañana se podría anunciar una importante llamada a revisión de decenas de miles de coches eléctricos de Hyundai afectados por un problema de producción de su batería, que está provocando una serie de incendios espontáneos. Un duro golpe en un momento crítico para la marca que se prepara para la presentación de su primer eléctrico de nueva generación y que podría quedar eclipsado por la magnitud de esta situación.

De momento se desconoce exactamente el alcance de esta crisis, que solo en Corea supondrá tener que cambiar la batería a 77,000 unidades del Kona eléctrico fabricadas entre septiembre de 2017 y marzo de 2020. Algo que a falta de confirmación, nos indicaría que las unidades europeas también estarían afectadas ya que no se comenzó su fabricación en nuestro mercado hasta inicios del pasado 2020.

Esta enorme operación además de compleja, se estima que puede llevar entre uno y dos años completarla, también tendrá un elevado coste que se estima se situará en los 1,400 millones de euros.

Y aquí es donde se encuentra uno de los problemas que está ralentizando la solución de una situación que perjudicará irremediablemente la imagen de los coches eléctricos de la marca, y es que ahora el debate está en quién debe pagar esta factura, y como repartir la cuenta.

Fuentes de Hyundai han indicado que si el problema está en la batería, debería ser su fabricante, LG Chem, la que se haga cargo del grueso del coste, que según la propuesta enviada al gobierno debería llegar a los dos tercios del coste total. Algo en lo que todavía no se han puesto de acuerdo y que debería quedar resuelto lo antes posible.

La prensa coreana está informando que mañana día 19 se podría anunciar una importante llamada a revisión de decenas de miles de coches eléctricos de Hyundai, afectados por un problema de producción de su batería que está provocando una serie de incendios espontáneos. Un duro golpe en un momento crítico para la marca que se prepara para la presentación de su primer eléctrico de nueva generación y que podría quedar eclipsado por la magnitud de esta situación.

Algo que podría incluso empeorar si se llegan a añadir también a la operación las 21.000 unidades del Hyundai IONIQ que podrían estar afectadas, así como los autobuses eléctricos. Uno de los cuales precisamente ha ardido esta semana mientras estaba estacionado en la ciudad surcoreana de Changwon.

Un aspecto que elevaría la llamada a revisión hasta las 100.000 unidades, y que supondrá un elevado coste que tendrán que repartirse Hyundai y LG.

Nota

Estamos pendientes de la confirmación de Hyundai España sobre este aspecto, para saber si las unidades vendidas en nuestro mercado están afectadas por este problema. Actualizaremos si recibimos respuesta.

Relacionadas | Hyundai atribuye los incendios de los Kona eléctricos a defectos de las baterías de LG

Fuentes | infostockdaily.co.kr | Businesskorea

Compártelo: