Tesla invierte 1.500 millones de dólares en Bitcoin, que será aceptada como método de pago

Esta mañana Tesla ha confirmado un nuevo movimiento que no tiene nada que ver con la producción o precio de sus coches, pero que tendrá una fuerte repercusión. Y es que el fabricante norteamericano ha confirmado la inversión de 1.500 millones de dólares en la moneda virtual Bitcoin, que podrá usarse para pagar vehículos y servicios, algo que ha provocado un nuevo salto adelante de su cotización.

Según la nota de prensa, la inversión en criptomonedas les permitirá contar con mayor flexibilidad para diversificar y maximizar los retornos del dinero en efectivo, que al finalizar el 2020 alcanzaban los 19.384 millones de dólares.

Por lo tanto, esta inversión supone utilizar una cantidad que no compromete la tesorería, y además lo hace respaldado por la publicidad gratuita que desde su cuenta de Twitter está realizando Elon Musk, lo que ha provocado una subida en lo que llevamos de lunes del 17%, cotizando a estas horas a 36.435 euros.

No será la única inversión que realizará Tesla con el dinero que tienen en caja, ya que además de activos digitales, las inversiones también podrán alcanzar sectores como el de los lingotes de oro, fondos negociables en bolsa de oro y otros activos según se especifique.

De momento la inversión en Bitcoin parece que se mantendrá a largo plazo y no será un movimiento especulativo para hinchar más su valor, así lo indica al menos Tesla en su nota de prensa. Algo que les llevará a aceptar en el futuro este medio como sistema de pago. Por lo tanto, es algo que no sucederá de forma inmediata.

Una compra que para algunos supone un movimiento que busca crear una cobertura contra la inflación y la posible volatilidad del dólar y otras monedas estatales.

Según Antoni Trenchev, cofundador de la consultora Nexo: «Que el hombre más rico del mundo haga este movimiento dice mucho sobre la magnitud de la adopción institucional de las criptomonedas. Tesla ahora ha allanado el camino, y espero que al menos el 10% de las compañías del S&P 500 inviertan en bitcoin para finales del 2022

Queda ahora por ver las repercusiones que este movimiento tendrá. Pero resulta evidente que ante la subida constante del Bitcoin, pagar con el no parece la mejor decisión en estos momentos. Algo que se refleja en el poco uso del mismo por parte de los minoristas y su elevado nivel de especulación. Algo que puede llevar a una elevada volatilidad.

El coche de 20.000 euros de Tesla será presentado a finales de este año, y ya se prepara su línea de producción

Pero el principal problema al que se enfrenta el Bitcoin es la cuestión de su elevado consumo energético, y también la acaparación de tarjetas gráficas. Y es que a finales del pasado año se estimaba que el minado de la moneda virtual suponía un consumo de unos 74 TWh/año, equivalente a la misma electricidad que consume Chile en todo un año. Y el coste energético de cada pago es, además, altísimo.

Por otro lado mientras que esta actividad se mide su impacto en cuanto a gasto energético de sus operaciones, nos falta saber el consumo de toda la banca mundial y su enorme infraestructura física. De esa forma podríamos saber si es muy alta, no no. Por ejemplo, el analista Vladimir Jelasavcic, la industria del oro tiene un gasto 20 veces superior a la de Bitcoin.

Relacionadas | Tesla cierra 2020 logrando beneficios por primera vez en su historia

Fuente | Tesla

Compártelo: