A contracorriente: el nuevo Toyota Aygo no será ni híbrido ni eléctrico

En los últimos tiempos, la mayoría de fabricantes han anunciado su intención de abandonar el segmento A (urbanos) debido a su baja rentabilidad. Algunos ejemplos los encontramos en Peugeot, Renault o Volkswagen, que discontinuarán los 108, Twingo y up! para centrarse en el más lucrativo segmento B (utilitarios), donde actualmente cuentan con modelos de gran éxito como el 208, el Clio y el Polo.

Sin embargo, Toyota no está dispuesta a renunciar al Aygo. Este pequeño modelo, que hasta ahora se fabricaba conjuntamente con PSA en Kolín (República Checa), seguirá su andadura comercial en solitario una vez los Citroën C1 y Peugeot 108 desaparezcan del mapa. ¿Por qué? Entre otras cosas, porque es el modelo de la marca japonesa que mayor cuota de compradores jóvenes consigue atraer en Europa.

Para mantener los costes de desarrollo contenidos, el nuevo Aygo hará uso de la plataforma GA-B de su hermano mayor Yaris. Sin embargo, mientras que este último modelo dispone de una exitosa versión híbrida, el futuro Aygo solo estará disponible con motorizaciones térmicas. La propia Toyota ha confirmado que su urbanita no tendrá ningún tipo de electrificación.

Resulta verdaderamente llamativo que, siendo Toyota una marca con décadas de experiencia en el desarrollo de mecánicas híbridas, vaya a renunciar a esta tecnología en su modelo más pequeño. Aparentemente esta decisión respondería a la necesidad de mantener los costes aquilatados para marcar distancias con el Yaris.

Gracias al enorme éxito de su gama híbrida (formada en Europa por los Yaris, Yaris Cross, Corolla, Prius, Prius+, C-HR, Camry, RAV4 y Highlander), Toyota puede permitirse ofrecer un modelo exclusivamente térmico en el segmento A sin poner en riesgo su media de emisiones, algo que también ha utilizado a su favor a la hora de lanzar los deportivos GR Yaris y GR Supra.

Probablemente el Aygo sea uno de los últimos modelos de su extirpe junto con los Hyundai i10 y KIA Picanto, pues los urbanos vendidos actualmente en el mercado europeo están desapareciendo o electrificándose a gran velocidad: dentro de poco, la oferta de modelos de combustión en este sector será prácticamente inexistente. ¿Logrará el nuevo Aygo alcanzar el éxito comercial en un momento en el que los grandes núcleos urbanos europeos están comenzando a restringir la circulación de los vehículos térmicos?

Fuente | Autocar

Relacionadas | El Toyota Mirai se presenta en España, donde saldrá a la venta con un precio desde 65.000 euros

Compártelo: