Nuevas fotos espía del Renault Megane eVision, el compacto eléctrico que tendrá que competir contra los Tesla «Model C» y Volkswagen ID.3

El próximo otoño Renault presentará la versión de producción del prototipo Megane eVision, un compacto eléctrico que tendrá la tarea de plantar cara al futuro Tesla «Model C» y al Volkswagen ID.3 en el competido segmento C, uno de los más importantes del mercado europeo. Aunque su producción comenzará en Douai (Francia) en septiembre de 2021, no llegará a los concesionarios hasta principios de 2022.

Asentado sobre la plataforma modular CMF-EV de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, la cual fue estrenada recientemente por el Nissan Ariya, este vehículo no tendrá nada que ver desde un punto de vista con el Megane térmico que actualmente vende la firma del rombo, el cual emplea la plataforma multienergía CMF-C/D del grupo franco-japonés.

El Megane eVision (cuyo nombre definitivo podría ser Megane Electric) se ofrecerá con dos packs de baterías: uno de 40 kWh que le proporcionará una autonomía superior a los 300 km WLTP, y otro de 60 kWh con el que irá más allá de los 450 km WLTP. Las baterías tendrán un diseño estructural ultra-fino (solo tendrán 11 cm de alto), contarán con refrigeración líquida y harán uso de celdas de origen LG Chem.

La versión de 60 kWh empleará un motor eléctrico de 217 CV (160 kW) y 300 Nm de par, mientras que la de 40 kWh podría contar con un propulsor más modesto de 136 CV (100 kW). En ambos casos la tracción será a las ruedas delanteras (en un principio no contará con variantes dotadas de tracción total, si bien la plataforma CMF-EV está preparada para ofrecer dicha opción).

En cuanto a la carga, el Megane eVision será capaz de alcanzar potencias de 22 kW en corriente alterna y de 130 kW en corriente continua. Además, se ha confirmado que el modelo contará con un sistema de infoentretenimiento MyLink con dos pantallas (una horizontal a modo de instrumentación y otra táctil en formato vertical) basado en la tecnología del gigante Google.

Aunque todavía faltan unos meses para su puesta de largo, gracias a una serie de fotos espía de las mulas de pruebas podemos observar un poco más de cerca su diseño, que se caracterizará por un capó muy corto, una amplia distancia entre ejes (de 2,70 metros de largo en el prototipo original) y una trasera muy similar a la del exitoso Clio. Habría que destacar también el uso de unas llantas de gran diámetro (entre 18 y 20 pulgadas) pero muy estrechas, lo que permitirá mejorar la eficiencia general del coche, que según Renault en su versión de 60 kWh debería ser capaz de superar los 300 km de autonomía a 120 km/h constantes.

Compártelo: