Shednought. Una moto eléctrica que lleva la personalización a un nuevo nivel

Muchos propietarios de coches y motos suelen buscar formas de personalizar su vehículo para adaptarlo a sus gustos o diferenciarlo del resto. Desde unas llantas, o unas empuñaduras o estriberas, hasta pinturas o accesorios variados. Pero la británica Shed Ride ha querido ir un paso más allá ofreciendo una moto eléctrica donde el cliente podrá modificar tanto su físico, hasta incluso aspectos mecánicos como la batería.

Se trata de la Shednought. Un prototipo del que se hará una tirada muy limitada, sólo 10 unidades, que servirán de plataforma para futuros modelos con mayor producción. Con ella, los clientes podrán tanto realizar modificaciones antes de la compra, o de lo contrario realizar ellos los trabajos una vez recibida.

Tal como muestran en los renders conceptuales, los propietarios podrán transformar su moto en una low rider, una moto de carga o una para ir a pescar y llevar lo capturado y las cañas en el baúl trasero. El límite será la imaginación. Aquí podéis ve el amplio listado de apartados que podremos personalizar.

Según explican sus creadores, la idea era diseñar una moto funcional pensada para recorridos urbanos, con una velocidad máxima de cerca de 70 km/h. Cifras que irían evolucionando con los añadidos y personalizaciones que añadirían sus propietarios. Un aspecto que supondrá que cada unidad podrá ser diferente en lo estético, pero también en lo mecánico.

También importante decir que la Shednought a pesar de su aspecto de prototipo, será totalmente funcional y legal. De serie contará con un motor de 5 kW y velocidad punta de 75 km/h. Un motor que se alimenta de una batería de 52V y 4 kWh, que le permiten lograr una autonomía de unos 70 kilómetros con cada carga.

Uno de los aspectos que los clientes podrán ampliar será la batería, que vendrá preparada para albergar nuevas celdas, lo que ayudará a mejorar la autonomía según el número de baterías que añadamos.

Eso si, ser diferente y contar con elevadas cifras de personalización no será barato. Hacerse con una de las apenas 10 unidades de esta primera edición tendrá un coste de 10.000 libras, unos 11.600 euros al cambio. Una cifra que se espera baje de forma notable en posteriores versiones que llevarán la personalización en el sector de las motos eléctricas a otro nivel.

Relacionadas | La española Silence S01 se impone en la comparativa de motos eléctricas del ADAC

Fuente | Shedrides

Compártelo: