El camión eléctrico de Tesla tiene un problema. Su diseño no encaja con las normativas de algunos mercados

Cuando en 2019 se presentó el Tesla Semi, el camión eléctrico, muchos pensaron que de nuevo el fabricante californiano revolucionaría el mercado con una propuesta que parecía tenerlo todo para lograr llevar los sistemas eléctricos al transporte pesado. Pero al paso del tiempo y los constantes retrasos se une ahora un problema importante como es la incompatibilidad del Semi con las normativas de algunos mercados.

Hay que señalar antes de nada que el Semi todavía no cuenta con una configuración definitiva, por lo que no sabemos con exactitud algunos de sus datos técnicos. Pero si sabemos que si no se cambian algunas normativas, el Semi no se podrá vender en muchos lugares.

Por ejemplo estos días Tesla está trabajando para convencer al gobierno de Australia de que modifique la norma que pone un máximo de anchura a los camiones. Esta establece que un camión no podrá pasar de los 2.5 metros de ancho. Una cifra que el Semi sobrepasa por 5 centímetros.

Un problema que convierte en ilegal el Semi en Australia, y que ahora los de Elon Musk buscan cambiar la normativa como única solución de poder vender algún día este modelo en el mercado australiano.

¿Podrá circular el Tesla Semi por Europa?

Si miramos la legislación en Europa, el ancho no es un problema, pero en cambio si vemos posibles problemas con el largo. Como vemos en la página del Ministerio de Transporte, un camión articulado puede llegar a los 16.50 metros de largo, con un máximo de 12 metros entre el eje de pivote de enganche y la parte trasera del semirremolque.

Existe la denominación de Trenes de carretera, que permiten llegar a los 18.75 metros de largo, o incluso a los 20.55 metros «utilizando un voladizo o soporte de carga trasero autorizado para ello».

Como hemos comentado, faltan las cifras oficiales por parte de Tesla, pero las estimaciones (imagen superior) dicen que en total el camión mediará poco más de 20 metros de largo. Algo que le dejarían fuera de la normativa de nuestro país y de la europea.

Una de las claves será la longitud del remolque. Una de las opciones es que Tesla lance un remolque adaptado que permita recortar algo la medida para que el largo total no sobrepase la regulación. Pero esto supondría que el Semi no podría usar los remolques estándar de 12 metros, lo que supondrá una importante desventaja operativa.

Detalles que conoceremos cuando sea lanzado al mercado, algo que se espera suceda este año.

Relacionadas | Elon Musk confirma que la batería del Tesla Semi tendrá una capacidad de «solo» 500 kWh, mucho menos de lo esperado

Compártelo: