El cambio de baterías en tres minutos como solución para las grandes rutas en camiones eléctricos

La compañía australiana Janus Electric está ultimando un proyecto que permitirá en la práctica completar grandes recorridos a los camiones eléctricos. Todo gracias a un sistema de cambio de baterías con el que en tres minutos recuperarán al 100% la autonomía.

La idea es poner en marcha una serie de camiones eléctricos dotados de baterías con una capacidad de unos 600 kWh. Una capacidad suficiente para permitirles recorrer entre 400 y 600 kilómetros con cada carga.

Pero el principal punto diferenciador será que estos camiones no necesitarán desplegar una red de carga ultrarrápida, ni planificar las paradas para lograr completar cada jornada. Ni siquiera se tendrán que preocupar por la degradación de las baterías por culpa de su exposición a grandes potencias de carga.

Para ello usarán un sistema que ya hemos visto en diferentes ocasiones con más o menos éxito. El cambio de baterías. Para ello los responsables de la iniciativa planean desplegar una red de estaciones de cambio de batería, donde los camioneros sólo tendrán que pararse tres minutos para sustituir su batería por una totalmente cargada.

Estas se instalarán en zonas estratégicamente seleccionadas en la ruta que separa las ciudades australianas de Sidney y Brisbane. Un total de 1.000 kilómetros que los profesionales a los mandos de estos vehículos podrán completar sin problemas.

Uno de los puntos más interesantes de esta iniciativa será que el sistema podrá ser instalado en los actuales camiones con motor diésel. Para ello han diseñado un kit de conversión que podrá ser instalado en el 90% de los camiones del mercado. Un modelo estandarizado que sin duda le permitirá ganar muchos puntos entre los operadores.

El otro factor clave será el ahorro económico. Y es que como los responsables de la compañía indican, en la actualidad el coste de una batería de 600 kWh puede llegar a costar unos 70.000 euros. Para solucionar este importante impedimento han diseñado un modelo de alquiler de batería, que permitirá a los usuarios poder arrendar un pack por unos 70 euros por un uso, o 90 euros por 24 horas sin límite de cambios.

Gracias al ahorro operativo frente a un modelo diésel, desde la empresa promotora se indica que en solo un año se podrá amortizar los gastos de conversión de los vehículos.

Entre los números que barajan los promotores está el coste de conversión del vehículo, que ascenderá a unos 54.000 euros por unidad. Cifra a la que los propietarios podrán reducir la venta de su motor diésel en el mercado de ocasión lo que les permitirá reducir la factura final en unos 16.000 euros.

Una conversión que necesitará una semana para ser completada, y para ello recomiendan el uso de modelos ya usados que permitirá rebajar el coste económico y ambiental, al extender la vida útil de estos modelos.

Entre los beneficios para los operadores está además de los ahorros operativos, como los mantenimientos. Los responsables de la iniciativa indican que un camión diésel moderno puede tener un coste en mantenimientos unos 5 céntimos el kilómetro, mientras que uno más viejo puede ascender a unos 8 céntimos de euro el km. Cifra que esperan poder rebajar hasta los 1.9 céntimos de euro/km para el eléctrico.

El camión eléctrico de Tesla tiene un problema. Su diseño no encaja con las normativas de algunos mercados

Los flotistas además también podrán contar con un coste fijo de la energía. Desde Janus Electric ofrecerán un coste fijo en el cambio de baterías, lo que permitirá a las empresas dejar atrás su exposición al volátil mercado de los combustibles fósiles. Algo que también les facilitará dar unas tarifas más ajustadas a sus clientes.

Beneficios que se suman a la ausencia de emisiones, y también la de vibraciones procedentes del motor, lo que en la práctica permitirá reducir el cansancio al conductor aumentando su confort en marcha.

Ahora queda por ver si esta solución llega a buen puerto, convirtiéndose en un modelo de demostración perfecto de las muchas posibilidades que existe para electrificar incluso en transporte pesado de larga distancia, donde solo hace falta inversión para reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

Relacionadas | Daimler presenta las nuevas estaciones de carga ultra rápidas para todo tipo de vehículos eléctricos. Coches, autobuses, camiones…

Compártelo: