La marca china ORA lanzará un coche eléctrico visualmente idéntico al Volkswagen Escarabajo. ¿Homenaje o plagio?

El mítico Escarabajo fue el primer modelo del fabricante Volkswagen. Concebido en los años 30 por Ferdinand Porsche para motorizar al pueblo alemán, el simpático vehículo comenzó a fabricarse en 1938, estirándose su producción hasta 2003. Con alrededor de 21,5 millones de unidades vendidas a lo largo de 65 años, estamos hablando probablemente del automóvil más popular de la historia.

Consciente de ello, en 1998 (cuando el Escarabajo original todavía se seguía fabricando en México) Volkswagen decidió lanzar el New Beetle, un modelo retro que aunque se inspiraba en la estética de su ilustre predecesor poco tenía que ver con él (sus entrañas eran las de un moderno Golf de cuarta generación; es decir, era tracción delantera en lugar de «todo-atrás»).

En 2012 Volkswagen volvió a reeditar el Beetle, ahora basado en el Golf de sexta generación y sin el apellido «New». Sin embargo, el nuevo modelo nunca llegó a cumplir las expectativas de ventas de la marca y recientemente fue discontinuado. Por primera vez en su historia, Volkswagen no tiene ningún «Escarabajo» en su gama.

Esto ha sido visto por algunos como una oportunidad perdida por parte de la compañía, pues dada su fuerte apuesta por la electrificación, un Escarabajo eléctrico podría ser un modelo ideal para plantar cara a los FIAT 500, Honda e, MINI Cooper SE y Renault 5 E-TECH Electric: aunque hayan pasado más de 20 años desde el lanzamiento del New Beetle, lo retro sigue de moda.

A pesar de que Volkswagen ha renunciado a darle continuidad al Escarabajo, aparentemente la marca china ORA quiere aprovechar esta situación para lanzar su propia reinterpretación eléctrica del clásico coche del pueblo alemán: durante el próximo Salón del Automóvil de Shanghái, la firma presentará un modelo descaradamente similar al del Escarabajo original, aunque con cuatro puertas en lugar de dos.

ORA, que pertenece al gigante chino Great Wall, está especializada en el desarrollo de automóviles eléctricos de bajo coste. Sus modelos White Cat, Black Cat y Good Cat han captado la atención de los consumidores por sus agradables diseños, aceptables prestaciones y precios económicos, e incluso se rumorea que próximamente podrían llegar a Europa.

El lanzamiento de este Escarabajo wannabe ha abierto una enorme polémica. Durante décadas, las marcas chinas fueron acusadas de plagiar los diseños de los fabricantes occidentales. En los últimos tiempos habían comenzado a quitarse el sambenito gracias al buen trabajo realizado por empresas como BYD, Geely o NIO; sin embargo, que una firma con la proyección de ORA y perteneciente a un grupo tan importante como Great Wall pueda plagiar de forma tan descarada uno de los modelos más importantes de la historia del automóvil evidencia que la filosofía de diseño de algunas compañías chinas todavía dista mucho de ser todo lo original que debiera.

Fuente | CarNewsChina

Relacionadas | Los coches eléctricos de Volkswagen incorporarán carga bidireccional a partir de 2022

Compártelo: