Mercedes se marca un ambicioso objetivo de ventas para el EQS. 50.000 unidades en 2022

El Grupo Daimler presentó hace unos días su buque insignia eléctrico. El Mercedes-Benz EQS. La reinterpretación de la Clase S, pero dotado de un nuevo diseño y un sistema de propulsión eléctrico. Una propuesta que ahora los responsables de la marca se han propuesto inicie sus ventas con una cifra bastante ambiciosa.

El fabricante de Stuttgart ha estimado que para 2022 podrán llegar a  las 50.000 unidades. Para ponerlo en perspectiva: el Clase S ha sido el más popular dentro del segmento de las grandes berlinas de lujo, logrando un total de 60.000 entregas. Algo que nos indica que desde el grupo germano tienen grandes esperanzas en que la versión eléctrica logre en muy poco tiempo acercarse peligrosamente a los datos del modelo de combustión.

Una de las consecuencias de esta apuesta según ha comentado el presidente del grupo, Ola Källenius, es que el EQS se convertirá en un imán de nuevos clientes para Mercedes. Conductores que buscan una berlina premium eléctrica y que encontrarán en esta propuesta un modelo que se adapte a sus necesidades.

Otro de los retos del EQS es lograr mejorar las cifras de ventas de propuestas como el EQC y el EQV, que no están logrando calar en el mercado y no están consiguiendo buenas cifras de ventas. Algo que muchos achacan a que Mercedes ha optado por no usar plataformas dedicadas utilizando unas arquitecturas compartidas con el resultado de una pérdida de eficiencia y autonomía. Algo que no sucede con el EQS, que como recordamos utilizas la plataforma EVA2, diseñada desde cero para albergar sistemas eléctricos.

Además, desde Mercedes han optado por diferenciarse de otros competidores, como Porsche, renunciando a los sistemas des 800 voltios, y optando por uno más convencional de 400 voltios que han indicado es suficiente para un rendimiento más que significativo, sin ello disparar los costes de producción.

El resultado es una berlina extremadamente aerodinámica, 0.20 Cx, y un cuerpo que logra acoger una batería que llegará a los 107,8 kWh, suficientes para lograr una autonomía homologada de 770 km WLTP.

Un conjunto que busca un tipo de cliente diferente al del Porsche Taycan, donde las prestaciones dinámicas extremas no sean la prioridad y si la comodidad durante la conducción, la habitabilidad, y todo con un conjunto capaz de recorrer una importante cantidad de kilómetros con cada carga, fundamental para completar los grandes recorridos para los que ha sido diseñado este tipo de vehículos representativos.

Una cifra de 50.000 unidades para su primer año que tendrá que pasar no solo el filtro de la demanda del mercado, que parece no tendrá problemas. Más difícil será abastecer de baterías las líneas de producción de esta espectacular berlina eléctrica que llegará el próximo año al mercado.

Relacionadas | Presentado el Mercedes-Benz EQB. Hasta siete plazas y 419 km de autonomía

Fuente | Handelsblatt

Compártelo: