Toyota bZ4X Concept: un SUV eléctrico con verdaderas aptitudes todoterreno que llegará en 2022

Con motivo del Salón del Automóvil de Shanghái, Toyota ha presentado el bZ4X Concept, un prototipo que se constituye como la antesala de un nuevo modelo eléctrico que llegará a producción en el año 2022. Desarrollado conjuntamente con Subaru, el bZ4X será un SUV mediano de tamaño similar al popular RAV4 (segmento D), uno de los pilares de la marca.

Este será el primer integrante de la gama bZ («beyond Zero») de Toyota, que estará compuesta por un total de siete modelos 100% eléctricos para el año 2025. A pesar de lucir el apellido «Concept», lo cierto es que el prototipo que hoy nos ocupa es prácticamente un automóvil de calle: es de esperar que en el bZ4X de producción sea a grandes rasgos idéntico.

Desde un punto de vista estético, el Toyota bZ4X no dejará a nadie indiferente. Al primer golpe de vista, lo que más llama la atención es la ausencia de parrilla y las ópticas en forma de «L»; sin embargo, los enormes pasos de rueda en plástico negro (que llegan incluso a englobar los faros), los reducidos voladizos y los pilotos unidos a lo ancho del portón también reclaman su dosis protagonismo.

El habitáculo es a grandes rasgos el de un coche de serie, destacando la instrumentación digital sobreelevada (solución popularizada por Peugeot en los últimos años) y una enorme pantalla táctil en formato apaisado. Además, el bZ4X conserva algunos controles físicos (por ejemplo, para el climatizador), y su salpicadero está cubierto por material textil.

El modelo se asienta sobre la plataforma modular e-TNGA, desarrollada específicamente para vehículos eléctricos. Toyota no ha dado detalles concretos del conjunto motriz del bZ4X, si bien afirma que la unidad de propulsión (motor, unidad de control y sistema de gestión de la batería) proporcionará «una eficiencia líder en la categoría y una autonomía muy competitiva». Además, dispondrá de carga solar.

La firma ha desarrollado en colaboración con Subaru un sistema de tracción total (el vehículo dispone de dos motores eléctricos, uno por eje) que le permitirá ofrecer verdaderas capacidades off-road. Por otro lado, el bZ4X podrá equipar opcionalmente una dirección por cable que irá unida a un volante en forma de mariposa (el sistema elimina la necesidad de que el conductor mueva las manos por el tradicional aro para realizar un giro).

Compártelo: