Toyota desarrolla un motor de tres cilindros propulsado por hidrógeno y lo probará en circuito (vídeo)

Toyota quiere ser neutral en carbono pero en lugar de realizar un órdago por la tecnología del coche eléctrico de batería, continúa explorando el hidrógeno como elemento de futuro. Además de la pila de combustible el fabricante nipón ha iniciado el desarrollo de un motor de tres cilindros que, manteniendo la misma lógica de funcionamiento de un gasolina, es propulsado por hidrógeno.

Esta idea tienen décadas de antigüedad, puesto que BMW ya ha probado esta teccnología en sus Serie 7 de antaño (hablamos del año 2006), aunque nunca obtuvo resultados dignos de un gran titular.

La marca bávara cerro su experimento tras producir 100 ejemplares de su Serie 7, que dejó de usar tras apenas dos años de pruebas.

Ahora Toyota comenzará a utilizar esta solución en las competiciones deportivas del motorsport dejando, de momento, la posibilidad de un salto a la producción en serie.

A vueltas con el hidrógeno

El nuevo motor propulsado por hidrógeno h sido instalado el coche de carreras basado en el Corolla Sport de Toyota, que competirá bajo la bandera ORC ROOKIE Racing en la Super Taikyu Series 2021.

La prueba se desarrollará el 21 al 23 de mayo durante el Hankook Round 3 NAPAC Fuji Super TEC 24 Hours Race.

El uso en competición servirá a Toyota para perfeccionar su motor de hidrógeno en el duro entorno de las carreras de coches. El objetivo del fabricante del país del sol naciente pasa por contribuir a la realización de una sociedad mediante una movilidad sostenible y próspera.

Dos métodos de usar el hidrógeno

Los vehículos dotados de pila de combustible (FCEV) como el Mirai de Toyota, utilizan una tecnología en la que el hidrógeno reacciona químicamente con el oxígeno en el aire para producir electricidad que alimenta un motor eléctrico.

Mientras, los motores de hidrógeno que generan energía a través de la combustión de hidrógeno, lo consiguen utilizando sistemas de suministro e inyección de combustible que han sido modificados a partir de los utilizados en los tradicionales motores de gasolina.

Cero emisiones con microemisiones

Excepto por la combustión de cantidades diminutas de aceite de motor durante la conducción, como también es el caso de los motores de gasolina, los motores de hidrógeno emiten cero CO2 cuando están en uso.

La combustión en los motores de hidrógeno se produce a un ritmo más rápido que en los motores de gasolina, lo que les aporta una buena capacidad de respuesta a los requisitos del acelerador.

Para lograr la neutralidad de carbono, Toyota ha estado fortaleciendo sus esfuerzos, por ejemplo, con el objetivo de promover el uso del hidrógeno a través de la popularización de FCEV y muchos otros productos impulsados por pilas de combustible.

Al refinar aún más sus tecnologías de motores de hidrógeno a través de los deportes de motor, Toyota tiene la intención de apuntar a la realización de una sociedad aún mejor basada en el hidrógeno, según declaran desde el cuartel general de la marca japonesa.

Fuente | Toyota

Compártelo: