Un coche eléctrico permite ahorrar hasta 15.500 euros durante 11 años respecto a un modelo de gasolina

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha llevado a cabo en colaboración con la Fundación Europea del Clima un estudio de los costes de uso de un automóvil en función del tipo de energía que emplea para desplazarse. En total se han contemplado ocho tipos de vehículo: bifuel gasolina/GNC, eléctrico (baterías), diésel, híbrido enchufable, híbrido no enchufable, bifuel gasolina/GLP, gasolina y de hidrógeno.

El informe tiene en cuenta tanto el precio de compra de un modelo compacto de gama media como los costes de uso durante 11 años (recorriendo unos 14.500 km anuales): gasto en combustible, seguro, impuestos, mantenimientos… Además, también entra en la ecuación el valor de reventa del automóvil.

Tras 11 años de uso, un coche eléctrico habrá costado 56.133 euros al usuario. Podemos comparar esta cifra con los 65.282 euros gastados en un modelo de gasolina: si cargamos el coche con una tarifa eléctrica estándar, el ahorro es de 9.000 euros; si empleamos una tarifa de carga nocturna, de 13.000 euros; y si nos acogemos a las ayudas del Plan MOVES III, se alcanza un máximo de 15.500 euros de ahorro.

Habría que destacar que los híbridos enchufables, como era de esperar, solo resultan rentables si se cargan de forma regular. Utilizándolos en modo eléctrico durante el 70% de los recorridos, su coste es de 62.212 euros tras 11 años de vida útil, mientras que si el usuario nunca se molesta en cargar sus baterías, la cifra sube a 72.371 euros.

En este escenario, los híbridos enchufables resultan la opción menos económica de todas con la excepción de los modelos con pila de combustible de hidrógeno (89.594 euros). Con todo, se estima que para el año 2030 este último tipo de automóviles tendrán un coste de uso similar al de un híbrido no enchufable (62.705 euros), si bien todavía estarán lejos de los eléctricos a baterías.

Aunque un eléctrico comprado con las ayudas del Plan MOVES III y cargado con una tarifa nocturna resulta la opción más económica de la lista, también se destacan los modelos bifuel gasolina/GNC, pues tras 159.500 km recorridos su coste total es de 52.197 euros. Sin embargo, habría que señalar que esta alternativa actualmente solo es ofrecida por unos pocos fabricantes como el Grupo Volkswagen.

Por otro lado, el estudio de la OCU también señala que las ventajas medioambientales del coche eléctrico a baterías son claras, pues incluso teniendo en cuenta las emisiones derivadas de la producción de energía eléctrica, su impacto es inferior al del resto de alternativas, pues las energías renovables tienen un gran peso en el mix energético español.

Fuente | OCU

Relacionadas | Un estudio revela cómo será la red de carga en Europa dentro de 10 años

Compártelo: