Vídeo Prueba FCE. Tesla Model 3 2021 ¿es posible hacer 100 km a 120 km/h en Autopilot sin intervención humana?

La nueva movilidad no es sólo cuestión de emisiones, los avances tecnológicos, las telecomunicaciones y la digitalización del automóvil, forman parte de los pilares esenciales sobre los que se estrena desarrollando los medios de transporte, públicos y privados.

Por este motivo desde FCE estamos prestando una especial atención a los elementos que se configuran esenciales para las plataformas de movilidad del futuro. Dentro de estos aspectos críticos para la evolución no sólo del automóvil, sino de toda la industria automotriz, los asistentes a la conducción y la futura conducción autónoma centran el interés de la redacción de este medio.

Con el fin de aportar el máximo de información durante las pruebas estamos recopilando datos y ‘sensaciones’ al volante de los diferentes coches eléctricos que llegan a la redacción de ForoCochesEléctricos, durante nuestras sesiones de pruebas.

Hacia el coche eléctrico autónomo

Pese a que el coche autónomo de Nivel 5 SAE, está aún lejos de ser una realidad cotidiana, hay algunas marcas y fabricantes que están poniendo toda la carne en el asador para acelerar la transición, hacia una movilidad más segura y autónoma.

A la espera de ver en nuestro mercado los avances de los sistemas más avanzados de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz, Ford, Xpeng, NIO y otras marcas. Hay un fabricante que basa gran parte de su imagen en las capacidades autónomas de sus coches eléctricos; Tesla.

El constructor estadounidense lleva años anunciando la conducción autónoma total (FSD) de sus vehículos aunque, a día de hoy, aún no ha hecho realidad su promesas.

En FCE ha ido recogiendo las evoluciones del Autoplitod y del FSD beta que en la actualidad están en activo entre un selecto grupo de propietarios en los Estados Unidos. Los resultados en algunos casos son sorprendentes, pero también muestran que aún es necesaria la intervención y supervisión humana en múltiples circunstancias.

Europa frena el desarrollo

En la Unión Europea la situación es muy diferente al caso estadounidense o chino. Mientras que las dos superpotencias mundiales compiten también en el desarrollo de tecnologías de conducción autónoma, Europa se queda lejos en este aspecto con una legislación que restringe fuertemente los elementos más avanzados en el uso cotidiano.

En el caso concreto de Tesla, como es el caso del coche probado, todos los coches eléctricos vendidos en Europa del fabricante estadounidense están restringidos en sus capacidades de asistencia a la conducción.

Pese a ser coches exactamente iguales a los vendidos en Estados Unidos o China, de hecho provienen de las mismas fábricas, el software de los Tesla europeos han sufrido un corte considerable en todas sus capacidades de asistencia a la conducción, que afectan también a la seguridad vial.

Este límite, consecuencia de una legislación antigua que trae consigo el freno al desarrollo de la tecnología que define el coche del futuro inmediato y que lastra a toda la industria, pese a que momentáneamente premie a los menos avanzados.

Autopilot básico, avanzado y total

Pese a las limitaciónes hemos querido comprobar hasta dónde es capaz de llevarnos el Autopilot de Tesla en un coche de 2021, recientemente fabricado en Fremont, California.

Esta unidad estaba dotada del paquete de conducción autónoma total (FSD) que incluye las siguientes funciones según indica Tesla es su configurador en España:

  • El Piloto automático incluido en todos los vehículos Tesla permite que su coche pueda girar, acelerar y frenar automáticamente cuando haya otros vehículos o peatones en su carril. El sistema de serie en todo Tesla incluye: freno de emergencia, la advertencia de colisión y el control de ángulos muertos.
  • Con la opción Autopilot Mejorado (+3.800 euros)se incluye además: Circulando en autopista el coche realizará el cambio automático de carril posicionará su coche en el carril óptimo para prepararse para las incorporaciones y salidas mientras adelanta a los coches más lentos. Los conductores reciben información clara sobre los próximos cambios de carril, así como la personalización de la función de Cambio automático de carril.
  • Además, con este paquete se incluye la conducción automática desde la entrada hasta la salida de autopista incluye cambios de carril automáticos, control de crucero adaptado al tráfico con parada y reanudación de la marcha, Autogiro y adelantamiento de vehículos lentos en el carril. Junto a esto se añade el aparcamiento automático y la función convocar.
  • Por último si se adquiere la Capacidad de Conducción Autónoma Total (FSD) (+7.000 euros) se obtienen todas las capacidades anteriores más el Control de Semáforos y Señales de Stop.
  • Según Tesla, incluido en este precio, próximamente cada coche tendrá Conducción Automática en Vías Urbanas.

Prueba real de las capacidades

Para comprobar el funcionamiento de todas estas capacidades hemos querido comprobar si nuestra Tesla Model 3 Long Range Dual Motor MY2021, dotada del Hardware 3.0, era capaz de completar por si sólo nuestra tradicional ruta de 100 km en autopista a 120 km/h.

Durante este test la única intervención humana necesaria ha sido el cambio de sentido en la autopista, puesto que la normativa europea no permite este tipo de asistencia aún. Salvo este aspecto, el Model 3 de al prueba accedió a la autopista y salió de esta de forma totalmente autónoma, incluso se detuvo en la señal de Stop por si sólo.

El balance de la prueba es satisfactorio, en el trayecto nos encontramos con una zona de obras que el vehículo gestionó de forma autónoma tinque fuer necesaria una acción humana, para modificar la ruta o la selección de carril.

Tras la prueba hemos podido comprobar como el Autopilot la y función Navigate on Autopilot permite recorrer larguísimas distancias por autopista, con total seguridad y de forma más relajada.

Consejo FCE

A pesar de esto, desde FCE, advertimos y recomendamos que al volante de estos sistemas de asistencia de Nivel 2, el conductor debe estar siempre atento a la conducción, la carretera y el comportamiento del vehículo para intervenir en caso de que sea necesario.

Durante la ruta no se experimentó ninguna frenada fantasma, aspecto que a veces se produce a bordo de estos vehículos y que requiere que el conductor esté con la máxima atención al volante.

Recalcamos este aspecto puesto que la legislación y la tecnología actual requiere la presencia e intervención humana durante la conducción.

Todo sobre el FSD de Tesla en acción 

Compártelo: