CUPRA lanza nuevos adelantos del Born, que tendrá un interior mucho más lujoso que el Volkswagen ID.3 del que derivará

El próximo 25 de mayo, CUPRA presentará su primer coche eléctrico, el Born. Este compacto eléctrico derivará directamente del Volkswagen ID.3, si bien se situará un peldaño por encima dentro de la alineación del Grupo Volkswagen gracias a su planteamiento abiertamente deportivo (podríamos considerar al CUPRA Born como uno de los primeros hot hatchs eléctricos del mundo).

En un principio, solo estará disponible con la batería de 77 kWh del Volkswagen ID.3 Pro S, prescindiendo de los packs de 45 kWh y 58 kWh de los ID.3 Pure e ID.3 Pro. Esto tendrá como resultado una autonomía superior a los 500 km WLTP, aunque también repercutirá en su precio, pues será notablemente más costoso que su hermano alemán.

Para justificar este sobreprecio, la marca premium de SEAT dotará al Born de un habitáculo más cualitativo y lujoso: aunque se mantendrán elementos comunes como la pequeña instrumentación tras el volante anclada a la caña de dirección, CUPRA realizará un importante esfuerzo para conseguir una atmósfera diferenciada y más sofisticada.

Mientras que el interior del Volkswagen ID.3 ha recibido numerosas críticas debido al pobre aspecto de algunas superficies (de hecho, un reciente informe de la prensa alemana señala que la marca ya está preparando una actualización para mejorar la calidad percibida del modelo), CUPRA se desmarcará gracias a una selección de materiales más cuidada.

La firma acaba de lanzar una serie de adelantos en los que se pueden apreciar algunas de las mejoras introducidas respecto al ID.3: mientras que el Volkswagen solo tiene parte de la plancha superior del salpicadero realizada en plástico mullido, esta pieza estará completamente acolchada en el Born. Además, contará con una inserción decorativa de tono satinado.

El volante, las toberas de aireación, los paneles de las puertas y las tapicerías también serán específicos. La consola central estará sobreelevada para transmitir una mayor sensación de deportividad en el cockpit, estará forrada con materiales blandos en los laterales y tendrá molduras decorativas específicas. La pantalla táctil por su parte será más grande (hasta 12 pulgadas), y los asientos tendrán reposacabezas integrados.

En el plano mecánico no se esperan demasiados cambios (debería mantener el motor de 204 CV del ID.3 Pro S), si bien es posible que más adelante se añada una variante VZ de mayor potencia. Sin embargo, el chasis sí que estará profundamente revisado para ofrecer un comportamiento dinámico superior y un placer de conducción optimizado.

Relacionadas | Nuevas imágenes del CUPRA Born, el hermano deportivo del Volkswagen ID.3 que se presentará el próximo 25 de mayo

Compártelo: